Las torturas rusas a inocentes ucranianos encontradas en un pueblo reconquistado por militares

Personas trasladan sus pertenencias desde un edificio residencial dañado este lunes tras los bombardeos en Kharkiv, en el noreste de Ucrania. EFE/EPA/SERGEY KOZLOV.

 

La Fiscalía General de Ucrania anunció este lunes que cuatro cuerpos de civiles con signos de tortura han sido hallados en una localidad de la región de Járkov (noreste), liberada por las fuerzas ucranianas como parte de su contraofensiva contra el Ejército ruso.

Según un comunicado publicado por la fiscalía en Telegram, los vecinos del pueblo de Zhalizhnichne, que permaneció hasta hace pocos días bajo control ruso, notificaron a la policía tras la liberación que las fuerzas rusas habían ejecutado a varios residentes.

Los agentes encontraron cuatro cadáveres ayer domingo, tres de ellos enterrados en las inmediaciones de las que se supone eran sus respectivas viviendas y un cuarto en el terreno de una fábrica de cemento.

“Según la versión preliminar de la investigación, las víctimas fueron asesinadas por el Ejército ruso durante la ocupación de la localidad,” informó la fiscalía, que agregó que los cuerpos están siendo examinados en estos momentos por expertos forenses.

Según las autoridades ucranianas, las fuerzas de Kiev han logrado reconquistar en las últimas 24 horas una veintena de localidades en las región de Járkov, que se suman a las 40 ya liberadas la semana pasada y donde las tropas rusas se han visto obligadas a replegarse a una estrecha franja en el límite con el “oblast” de Lugansk.

A finales de marzo, cuando las tropas rusas se retiraron de la región de Kiev, cientos de cuerpos de civiles fueron hallados en fosas en suburbios como Bucha e Irpin, lo que desató una oleada de indignación y condenas a nivel internacional. EFE