Rusia tacha de “injusto” informe de la ONU sobre represiones a ciudadanos en su país

 

 

 

 

Rusia calificó este lunes de “infundado” el informe de las Naciones Unidas que critica el aumento de la represión en Rusia y pidiera a Moscú dar marcha atrás con una ley aprobada recientemente en este país.

“No estamos dispuestos a escuchar estas declaraciones y estas conclusiones porque las consideramos infundadas”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

Peskov agregó que es “imposible tomar en consideración” los argumentos esgrimidos por la alta comisionada adjunta de la ONU para los derechos humanos, Nada al-Nashif, que “hace caso omiso” a las vulneraciones de los derechos de los rusos y de sus medios en otros países.

“Nosotros no podemos tener en cuenta una postura tan unilateral”, aseveró.

La ONU pidió hoy a Rusia que dé marcha atrás con una ley aprobada recientemente que aumenta aún más la represión contra las personas físicas aunque inicialmente sólo afectaba a organizaciones que tenían algún tipo de actividad política y recibían fondos del exterior.

A esas entidades la ley las calificaba de “agentes extranjeros”, pero ahora esta denominación también alcanza a las personas que pueden estar bajo “la influencia” o “presión” del exterior, una acusación imprecisa y que puede estar sujeta a múltiples interpretaciones.

En la presentación de un informe mundial sobre derechos humanos, Al Nashif denunció además que prosigue en Rusia la intimidación y sanciones contra los que se atreven a criticar la compaña militar en Ucrania, en clara violación de la Constitución rusa.

EFE