Irán ofrece a Albania el envío de un equipo para investigar los ciberataques

Ilustración de una persona sentada frente a una pantalla de computadora. EFE/EPA/ SASCHA STEINBACH

 

 

 

 

Irán anunció este miércoles su disposición a enviar a un equipo de investigadores a Albania para estudiar los ataques cibernéticos de los que responsabilizó a Teherán y que provocaron la ruptura de las relaciones diplomáticas.

El Centro Nacional del Ciberespacio de Irán hizo el ofrecimiento al mismo tiempo que calificó de mentira que estén detrás de los hackeos que en julio y la semana pasada afectaron a servicios estatales albaneses.

“Las acusaciones albanesas de que Irán lanzó ataques cibernéticos son una enorme mentira”, indicó el organismo en un comunicado.

“La propia República de Irán es víctima de ataques como el que afectó a la red de distribución de gasolina, los terminales de los puertos, los sistemas del metro y las instalaciones nucleares”, continuó.

El centro cibernético acusó además a Albania de “acoger a criminales terroristas responsables de infringir graves daños” al país persa.

Las autoridades iraníes hacían así referencia a la presencia en suelo albanés de unos 3.000 disidentes de la oposición iraní de la Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán, conocida como MEK.

Estos exiliados iraníes, contrarios al régimen de Teherán, empezaron a llegar a Albania en 2013, ya que este país los acogió por razones “humanitarias” tras una petición de Estados Unidos.

A pesar de ello, Teherán ofreció su ayuda al Gobierno de Tirana para esclarecer “la cuestión” de los ciberataques.

Albania rompió la semana pasada las relaciones diplomáticas con Irán tras acusar al régimen islamista del ataque cibernético que a mediados de julio paralizó los servicios digitales y las páginas oficiales del Gobierno albanés en la red.

Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU apoyaron la atribución del ataque a Irán.

Tres días después, Albania sufrió un nuevo ataque que inhabilitó el sistema de registro y control de datos de la policía fronteriza, del que volvió a culpar a Irán.

EFE