¿Qué está pasando con los migrantes venezolanos en Texas?

Foto: Archivo – EFE

 

La situación con los migrantes venezolanos en Texas se ha intensificado en los últimos días, en los que se ha reportado desde cientos de personas cruzando el río Bravo (parte fluvial que divide a México de Estados Unidos) hasta la liberación de más de 1 mil en El Paso.

Por El Tiempo Latino 

Estos solicitantes de asilo están en las calles y las autoridades estatales buscan trasladarlos en buses hasta Nueva York, Washington DC o Chicago, tres ciudades gobernadas por demócratas.

Cientos de migrantes pasando el río Bravo

Los funcionarios de migración mexicanos no actuaron mientras cientos de venezolanos pasaban frente a ellos para atravesar el sábado 10 de septiembre el río Bravo (río Grande del lado de EEUU) e ingresar a Texas a entregarse a los agentes estadounidenses.

Dicha información fue ratificada el fin de semana por activistas, quienes también aseguraron que en algunas situaciones los grupos estaban integrados por familias. El río fue atravesado por niños y personas de la tercera edad.

Testigos contaron a la agencia de noticias Efe que presenciaron cómo un grupo más numeroso, de unas 300 personas pasó la tarde del sábado; pero acotaron que los cruces de migrantes fueron una constante en todo el día.

1 mil migrantes en el centro de El Paso

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos ha liberado desde el miércoles pasado hasta este martes a 1 mil migrantes en libertad condicional en el centro de El Paso, Texas; esta situación hace que los albergues estén a tope, ocupando tres veces su capacidad para atender la oleada repentina de personas que van llegando de Venezuela y no son elegibles para ser expulsados.

En el intento de mitigar la presión, las autoridades locales buscan sacar a la gente de la ciudad lo antes posible. El lunes 12 de septiembre hicieron un contrato de $2 millones con una compañía de autobuses chárter y un día después se veía al personal de la Oficina de Manejo de Emergencias en Overland Street llamando migrantes, que se encuentran también en tiendas de campañas, para subirlos al próximo bus con destino a Nueva York.

Lea más en El Tiempo Latino