Truco de la olla invertida: así puedes descongelar carne de forma segura en solo cinco minutos

Carne de ternera FOTO: (PIXABAY ANN1992) CREATIVE COMMONS

 

 

 

Comer es totalmente necesario. Desde el inicio de los tiempos los animales hemos tenido que alimentarnos y, además, innovar para mejorar nuestro organismos. Así, han aparecido a lo largo de la historia todo tipo de platos elaborados que son parte del ser humano.

Por La Razón

La seguridad alimentaria se ha vuelto una pieza clave para los gobiernos y población en los últimos años. Este concepto hace alusión a la disponibilidad suficiente y estable de alimentos, su acceso oportuno y su aprovechamiento biológico que de forma estable a en el tiempo permita llegar a toda la población del planeta.

Volviendo al campo de la comida esta es, además, uno de los mayores placeres para mucha gente. Ingerir ciertos platos se convierte, así, en una afición en algunos casos. Incluso, en los últimos años ha proliferado el turismo gastronómico donde los restaurantes se convierten en auténticos lugares de peregrinaje.

Sin embargo, lo más habitual es comer en nuestro domicilio. Preparar un plato es una de las tareas más recurrentes. Pese a ello, en los últimos años también ha aumentado la oferta de comida a domicilio. Grandes marcas han desplazado algunos negocios a este sector para que los ciudadanos tengan en su hogar lo que podrían comer en el restaurante.

Este tipo de negocio, no obstante, cuenta también con detractores. Hay quien argumenta que no es lo mismo pese a las promesas. Además, otros han empezado a participar en talleres o seguir corrientes como el batch cooking que pretenden fomentar comer en casa sin desperdiciar alimentos.

En ese sentido, muchos recurren también a la congelación de alimentos o platos ya preparados para que no se echen a perder. Así, se pueden volver a consumir más adelante con prácticamente el mismo sabor y propiedades.

El truco de la olla invertida

Muchos dudan a la hora de descongelar la comida. La contaminación cruzada, por ejemplo, es uno de los mayores miedos. Además, en muchas ocasiones esperamos que esto sea rápido y sencillo para no perder tiempo.

En ese sentido, existen todo tipo de métodos como el truco de la olla invertida. Este consiste en utilizar dos de estos objetos junto a una bolsa. Cuando saquemos la carne del congelador deberemos introducirla en una bolsa -preferiblemente creada para alimentos- colocándola sobre una olla del revés en el fregadero.

Una vez tenemos este primer paso cogeremos la segunda olla y la llenaremos de agua caliente. Tras ello, colocaremos esta segunda sobre la carne ejerciendo presión y calor sobre la bolsa con la carne dentro. Así, tendremos rápidamente descongelada nuestra comida en solamente cinco minutos de forma segura.