FundaRedes: Venezuela no tiene la capacidad de ser imparcial en una negociación de paz con el ELN

Foto archivo

A propósito de la aceptación de Nicolás Maduro para participar como garante en los procesos de diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Colombia, tras la invitación del presidente neogranadino Gustavo Petro, la coordinadora de la organización venezolana Fundaredes, Clara Ramírez, considera que Venezuela no tiene la capacidad de ser imparcial frente a una negociación de paz con el grupo armado.

Por Anggy Polanco /Corresponsalía La Patilla

Ramírez analiza que en esta ocasión duda que esta guerrilla vaya a cesar la violencia en Colombia y Venezuela, porque el gobierno venezolano no ha reconocido la presencia del ELN y disidencias de las Farc en el territorio nacional.

Frente a esta posición se pregunta: ¿Y qué pasa con la paz en Venezuela?

Ramírez dice que la invitación que ha aceptado el Estado no va a traer ningún beneficio. “¿A qué acuerdos van a llegar, a que va a cesar esta actuación violenta en Colombia o van a firmar la paz, pero con la condición de que van a seguir actuando desde Venezuela, como lo han hecho por muchos años?”.

La organización Fundaredes desde hace más de una década ha venido denunciando el crecimiento del ELN en territorio venezolano, con gran concentración en las regiones fronterizas del país, donde la presencia es muy marcada. Y por realizar estas denuncias es que está privado de libertad el director de la organización, el profesor Javier Tarazona.

En extensos trabajos de investigación que Fundaredes ha publicado, se especifica que el ELN tiene presencia en los principales estados de Venezuela y lleva a cabo actividades como homicidios, trabajos forzosos, contrabando, narcotráfico, cultivos de droga y pistas clandestinas.

Clara Ramírez narra que el grupo guerrillero colombiano ha llevado a desplazamiento forzado de grupos vulnerables de personas en diversos estados del país, y también son partícipes en extorsiones, secuestro, trata de personas, incluso, han llevado a cabo reuniones de control político, apropiación de tierras, reclutamiento de menores y algunos guerrilleros han sido autores de abuso sexual.

La coordinadora de la organización recuerda que esta guerrilla desde hace años tiene control del espacio radioeléctrico con diferentes emisoras radiales en territorio venezolano, también llevan a cabo actividades de adoctrinamiento, adiestramiento armado y son parte de la minería ilegal.

 

Foto archivo