Aeropuerto de Ámsterdam disminuye a nueve mil viajeros al día por falta de personal

EFE/EPA/KOEN VAN WEEL

 

 

 

El aeropuerto Schiphol de Ámsterdam anunció hoy que acogerá a una media de 9.250 pasajeros menos al día, una reducción del 18 %, hasta el próximo 31 de octubre, debido a la falta de personal de seguridad, una reducción que sigue la que ya se aplica desde este verano para evitar el caos y las largas colas.

El aeródromo explicó que “la entrega insuficiente (de personal) por parte de las empresas de seguridad obliga a Schiphol a limitar aún más el número de pasajeros” que pueden pasar por allí en las próximas semanas, y calcula esta reducción en una media del 18 % hasta al menos el 31 de octubre.

Los efectos se notarán sobre todo en las próximas dos semanas, dice Schiphol, que advierte de que “espera aplicar limitaciones al número diario de pasajeros al menos hasta finales de año” por la falta de personal en general, lo que ha estado causando problemas en el aeropuerto desde finales de abril, obligando a Schiphol a limitar el máximo de pasajeros que puede viajar.

Hasta ahora, el aeródromo ya aplicaba la regla de un máximo de 67.500 viajeros con salida local por día para septiembre y 69.500 para octubre, pero el nuevo máximo será de 54.500 y 57.000 pasajeros diarios, respectivamente.

“Esta decisión, ante todo, es una mala noticia para los pasajeros y para las aerolíneas. Soy plenamente consciente de eso. Sin embargo, la decisión tomada es necesaria teniendo en cuenta la seguridad de los pasajeros y los empleados”, señaló Hanne Buis, directora de operaciones del grupo Schiphol.

En una primera respuesta, la aerolínea neerlandesa KLM afirmó que es “decepcionante observar que Schiphol vuelve a dar estos pasos a última hora” y lamentó que estas restricciones “tienen consecuencias de largo alcance para los pasajeros, los colegas y la reputación nacional e internacional de Schiphol, y, por tanto, de KLM”.

“Se están examinando actualmente las consecuencias de las nuevas restricciones. Se espera más claridad sobre esto dentro de unos días. KLM está haciendo todo lo posible para permitir que los pasajeros que ya han reservado un billete puedan viajar. Los pasajeros que prefieran viajar más tarde debido a esta situación pueden volver a reservar su vuelo sin coste”, señaló.

Además, instó a “poner las cosas en orden” en el aeródromo de “manera rápida y adecuada” para dar claridad a los pasajeros, “también a largo plazo”.

Esta medida llega solo un día después de que el presidente ejecutivo de Schiphol, Dick Benschop, anunciara su dimisión debido a las críticas a la forma en la que se han estado abordando los problemas por la falta de personal desde que se levantaron las restricciones aplicadas durante la pandemia.

“No quiero que la atención por mi persona se convierta en un obstáculo para Schiphol”, dijo Benschop, cuya responsabilidad como alto ejecutivo del grupo se ha subrayado constantemente desde que empezaron los problemas en abril.

EFE