David Mendoza: Rafael Ramírez, anfitrión de la orgía de los petrodólares

Estuve tentado a titular este artículo “San Rafael Ramírez”, y luego pensé en San Rafael Arcángel con su trompeta esperando el juicio final, o su cualidad de sanación. De tal manera, que el pudor beato por primera vez en mi vida, pudo más que mi natural cinismo y renuncié a tal tentación. Ya purificado de aventuras afirmativas, lo titulé “Rafael Ramírez, anfitrión de la orgía de los petrodólares”. Así, dejo al trompetista del juicio final tranquilo y no quemo en vano una “ayudaíta”  para cuando la salud me falle y el Doctor José Gregorio Hernández tenga completa la consulta. Así que “amén”. 

¿Y por qué tuviste esa tentación?

Porque desde hace un tiempo para acá se presenta con el mismo semblante llorón de quien no quiero recordar, y sin ningún disimulo, gaguea su condición de perseguido político del régimen y su potencial candidatura presidencial. Aquí voy a parafrasearlo para no tener que devolverme al video: el miedo de Nicolás Maduro y su Régimen es que los verdaderos abanderados del chavismo, retomemos el poder y el cauce de la revolución que él y sus acólitos traicionaron. CNN español, Buenos Aires, 22 septiembre de 2021).

¿Tiene algo de malo?

Si no es malo que el tipo que manejó PDVSA como una bodega por cerca de una década, comprando voluntades a nivel mundial, dándole negocios a un montón de gente que ahora lo adversa; y despilfarrando de la manera más grotesca y vulgar cientos de miles de millones de dólares de los venezolanos, entonces nada. No tiene nada de malo que el tipo que pagaba los cheques de la orgía política que se montó a nivel mundial, con los dólares del petróleo del pueblo de Simón Bolívar y Francisco de Miranda, ahora se haga el “yo no fui”, y salga ileso y victimizado, tildado de perseguido político, que no dudo que califique; sin embargo, también califica en otras categorías que deberían “prelar” a la de perseguido político. Este señor, debe haber cometido un montón de delitos tan o más graves que los que se le señalan al otro santo importador del régimen, “el diplomático” Alex Saab.  Sin embargo, no lo acusan de nada en USA: me extraña. También me extraña la irreductible actitud de la salvaguarda del refugio político, que en el caso de este señor mantiene Italia. 

¿Tienes alguna cifra de relevancia?

En el año 2012 (según las propias cifras oficiales de los estados financieros auditados de PDVSA, año electoral donde se reeligió Hugo Chávez) PDVSA entregó al gobierno y afines sólo por concepto de tributos, aportes no tributarios y Aportes Sociales (hay que sumar las partidas en sus estados financieros auditados) la bicoca de (escucha bien) más de CUARENTA MIL MILLONES DE DÓLARES AMERICANOS (US$ 40 MIL MILLONES). Para contextualizar esa cifra es útil compararla con el tamaño de la economía venezolana actual. Esa cifra ronda el ochenta por ciento del tamaño de la economía venezolana de 2021. Es tan grueso el abuso en el apuntalamiento del gasto público de ese año para influir en el resultado electoral, que los años anteriores y subsecuentes, tal erogación ronda los veinte mil millones de dólares americanos (US$ 20 mil millones); es decir, la mitad de la cifra de 2012 (que tampoco son conchas de ajo). Lo interesante es que en 2012 PDVSA no vendió el doble de petróleo, tampoco aumentaron los precios al doble, ni se duplicó la utilidad. En otras palabras, no hay ninguna razón para tal gasto; es un total infundio. 

¿Una red mafiosa?

Me cuesta pensar que este señor no contaba con la anuencia de “El Jefe”. Porque una desproporción, un despropósito así no se puede hacer sin consecuencias inmediatas, ni tampoco sin que se note. En otras palabras, me gustaría que sus acusadores se dieran cuenta que no es posible convencer a los venezolanos de que este señor es un corrupto y el resto del aparato que lo circundó y apoyó, y que de pasa palo hoy lo señala, no. Rafael Ramírez fue el anfitrión de una orgía administrativa y financiera que se realizó sostenidamente, con la anuncia de quienes estaban alrededor. Habría que saber si muchos de los que hoy lo señalan, no están fotografiados bailando con la ropa interior en la mano y dándole vuelticas en el aire.  Ojalá que se investigue todo y a todos. Y sobre la democracia, habría que vigilar este tipo de erogaciones en años electorales para garantizar una competencia electoral justa entre los participantes y que, a fin de cuentas, se respete la voluntad del electorado y no se debilite la democracia. 

¿Si se pudiera lanzar crees que pudiera ganar en elecciones justas? No. 

¿Crees que se investigue como es debido: todo y a todos? Lo dudo francamente. Ojalá. 

¿Retomar el cauce de la revolución? Ni locos. Ni el actual cauce ni eso otro tampoco. El desarrollo de Venezuela será posible cuando tengamos un tipo de cambio competitivo para estimular las exportaciones, se transfiera poder productivo al sector privado y PDVSA y el estado venezolano, promuevan programas sociales más productivos y menos asistenciales. Hay que estimular y proteger la producción del país: sin producción no hay salarios, empleos ni bienestar. Cualquier otra medida es puro maquillaje.  

Aprovecho para recomendarte nuestra extraordinaria promoción de los Cursos de Gerencia Estratégica e Ingeniería de Negocios y Estrategias de Negociación y Persuasión colgados en la plataforma de Udemy. Aquí te comparto uno de los enlace: https://www.google.com/url?q=https://www.udemy.com/user/david-mendoza-154/&sa=U&ved=2ahUKEwjXm4GngaD2AhXXRTABHUqYDi4QFnoECAQQAg&usg=AOvVaw0_oKLhQT9QpXKzh2VtxQTm  También los estamos ofreciendo “in house”. Comunícate con nosotros a través de instagram:@termometro.economico o por nuestra página web: http://termometroeconomico.com