¿Cómo es la Dgcim y el Sebin por dentro? Los PLANOS que detallan cada habitación de tortura

Cortesía

 

La Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos de la ONU presentó este martes en Ginebra su más reciente informe sobre la situación de derechos humanos en Venezuela, en el que reveló los mapas de funcionamiento interno tanto en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), como en el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide.

Por: Monitoreamos

DGCIM: Distribución de Boleíta

“La sede de la DGCIM se encuentra en una zona industrial del noreste de Caracas, conocida como Boleíta Norte. El complejo está dividido principalmente en oficinas administrativas y celdas de detención. En Boleíta hay dos niveles de sótano: un nivel que contiene oficinas y celdas de detención (Sótano 1) y otro nivel de garaje con un entrepiso (Sótano 2). La Misión recibió información de que las celdas se encuentran principalmente en el Sótano 1, también hay celdas en el Sótano 2. Como se ha señalado anteriormente, los investigadores de la DEIPC de la DGCIM también tienen oficinas en el Sótano 1?, detalla el informe.

Señalan que “por lo menos hasta 2020, había cinco sectores dentro del Sótano 1, A, B, C, D y E, en los que había al menos entre 40 y 60 detenidos. Los sectores A, B, C y D compartían un pasillo. El sector A medía unos 4 x 4 metros y tenía un baño. El sector B se conoce como la celda donde se encontraban las mujeres detenidas. A continuación, al final del pasillo, estaba el sector C, la zona más grande con varias celdas pequeñas de hormigón y un baño común con ducha. El sector D estaba separado y era la zona más estrecha pero más larga, de unos 2,2 x 13 metros. Detrás del Sector D estaba el Sector E, también conocido como el ‘Submarino’. Detrás del “Submarino” había una gran sala llamada la “Pecera”, donde se realizaban las visitas, pero que también fue descrita como una sala en donde los detenidos eran interrogados y maltratados por los funcionarios y funcionarias de la DGCIM”.

“Todos los sectores del Sótano 1 eran totalmente herméticos y no tenían luz natural. Las celdas no tenían ventanas, sino un agujero en la puerta por donde se pasaba la comida. A través de ese agujero, los/as detenidos/as podían ver a otros/as detenidos/as, encapuchados/as, que eran llevados/as hacia o desde las sesiones de tortura. La celda 4, denominada el ‘Cuarto de los Locos’, se utilizaba como zona de castigo y tortura. La celda mide unos 2 x 2 metros y no tiene fuente de luz ni de agua, mientras que sus paredes están cubiertas con colchones. Varios testigos le dijeron a la Misión que las condiciones en la celda eran extremadamente duras, mientras que un exempleado de la DGCIM dijo que fue construida para torturar y presionar psicológicamente a las personas detenidas. Los presos de las celdas de al lado podían oír cómo se producían estos actos. La Misión también recibió información sobre una celda a la que se referían como la ‘Nevera’, donde constantemente soplaba aire acondicionado muy frío, y donde al menos un detenido pasó varios meses”, detalla el informe.

La Misión también recibió información sobre otras celdas de tortura situadas en el Sótano 1: el “Ascensor” y la “Piscina”. La “Piscina” ha sido descrita como un tanque de petróleo, lleno de agua, con un dispositivo de tortura llamado “señorita” por encima, donde los prisioneros eran atados y luego sumergidos bajo el agua para ser torturados. El “Ascensor” es un viejo ascensor que no funciona, en el cual las personas detenidas dormían, tanto dentro como en el pasillo exterior. También se utilizaba como celda de castigo, y las personas detenidas permanecían en completa oscuridad cuando se cerraba la puerta.

“Las personas detenidas describieron otras celdas de castigo fuera del Sótano 1. Entre estas se encontraba la ‘Casa de los Sueños’, situada en una especie de entrepiso sobre el garaje del Sótano 2. Otra celda de castigo, el ‘Tigrito’, se encontraba junto a la Casa de los Sueños en el entrepiso. Tiene un techo bajo, por lo que es necesario agacharse para estar dentro”, destaca el informe de la Misión de la ONU.

La “Casa de los Sueños” en el Sótano 2 fue descrita como compuesta por 16 celdas en un nivel dividido, con 2 celdas abajo y 14 arriba.

En el Sótano 2, las personas presas permanecían 24 horas al día sin respirar aire fresco. Esa zona es también el aparcamiento de unos 80 vehículos y motocicletas, lo que significa que las personas detenidas tenían que inhalar los gases de escape durante todo el día, lo que a muchas de ellas les provocaba problemas respiratorios.

SEBIN: Distribución de la sede de El Helicoide – Caracas

El informe de la Misión de la ONU destaca que “al llegar a El Helicoide, los detenidos pasaban por el Área de Acceso (Oficialía), donde eran registrados y cacheados. En esta área había una zona de espera, una escalera metálica que conducía al segundo piso y una puerta que llevaba al Área de Control de Aprehendidos.

En el Área de Acceso también se encontraba una celda llamada Preventiva I, también llamada el Infiernito, de 3 x 5 metros, donde se encontraban los recién llegados y los que eran detenidos sin ser presentados ante un juez. Esta zona contaba con un baño descrito como “en pésimas condiciones” que rara vez se permitía utilizar a los detenidos.

Cuando las detenciones empezaron a aumentar, se dedicaron tres áreas adicionales a los recién llegados y se llamaron Preventiva II, Preventiva III y Preventiva IV. Un funcionario del SEBIN dijo que, en 2015, en el Preventivo I había detenidos comunes, mientras que en los otros tres había estudiantes, usuarios de Twitter y “guarimberos”.

Una sección del Preventivo I fue dividida y se creó la celda de castigo llamada el “Tigrito”. Como el Preventivo I era vecino de la puerta que daba acceso al Área de Control de Detenidos, el “Tigrito” sería accesible desde ese área.

Desde el Área de Acceso, las detenidas y los detenidos llegarían al Área de Control de Aprehendidos. Como se ha explicado anteriormente, esta zona estaría compuesta por un área que albergaba a los detenidos que habían sido presentados ante un tribunal (Área de Control de Los Procesados Judiciales) y el “Área de Preventiva”, una zona en la que se encontraban las personas recientemente detenidas y las que no habían sido presentadas ante el tribunal.

El Área de Preventiva estaba compuesta por un largo pasillo que albergaba algunas oficinas, algunos espacios utilizados para las visitas, la celda donde se encontraban las mujeres, el Preventivo II, el Preventivo III y el Preventivo IV, la celda de “Guantánamo” (conocida por albergar a un gran número de presos comunes en condiciones muy duras), la celda de “Guarimbero”, que era un anexo de la celda de Guantánamo, y una celda llamada “Celda del Espejo”. Los exdetenidos dijeron a la Misión que, en 2015 o alrededor de esa fecha, cuando la población de detenidos empezó a crecer de forma significativa, todos los espacios disponibles empezaron a convertirse en celdas. Las áreas de detención estaban compuestas tanto por celdas formales como por áreas que incluían escaleras y baños adaptados para albergar a más prisioneros.

Al final del pasillo del Área de Preventiva, había una gran puerta que daba acceso a tres salas utilizadas para las visitas. Un exdetenido explicó que algunas de estas zonas de visita eran de uso exclusivo de algunos detenidos privilegiados.

Siguiendo el pasillo circular (como la forma de El Helicoide), otra puerta daba acceso al Área de Control Judicial. En esta zona, a la derecha, había una zona llamada “Odontología” y un vestíbulo que era el puesto del responsable del área (Jefe de Servicio). A la izquierda había una escalera que se transformaba en una celda llamada “Las Escaleras”, un baño también transformado en celda llamado el “Bañito”, una zona utilizada por los oficiales y una sala de visitas. Siguiendo el pasillo, en el extremo derecho, estaba la penúltima puerta que conducía a las celdas de los presos. Pasando la puerta había unos tres escalones antes de llegar a otra puerta que conducía a las celdas.

Al entrar en la zona de celdas, a la derecha, había una celda llamada “la Pecera” porque tenía una cámara de vigilancia las 24 horas del día y cualquiera podía ver todo lo que ocurría. Al lado había un pasillo con neveras con cadenas donde los individuos que llevaban más tiempo detenidos podían guardar la comida que les traían sus familiares. Enfrente había otro pasillo que llevaba al gimnasio. Todos los presos tenían acceso al gimnasio, pero solo algunos privilegiados podían utilizar ciertas máquinas. A la izquierda había otra puerta con un teléfono público, que solo podían utilizar los detenidos en raras ocasiones, y otros dos pasillos (A y B). Los dos pasillos eran idénticos; cada pasillo tenía unas diez celdas y un baño al final. Un detenido dijo a la Misión que el pasillo B medía 35 x 1,5 metros. El pasillo A albergaba a los detenidos relacionados con la delincuencia organizada. Su pasillo tenía aire acondicionado y diferentes tipos de comodidades. El corredor B se utilizaba principalmente para albergar a los presos considerados “políticos”.

El informe destaca que funcionarios del SEBIN utilizaban ciertas celdas específicas dentro de El Helicoide para aplicar castigos. Entre ellas se encontraban el “Tigrecito”, el “Baño Pequeño” y “La Escalera”. Dependiendo del hacinamiento de El Helicoide en determinados momentos, estas celdas también albergaban a los detenidos o se utilizaban para las visitas, incluidas las visitas conyugales.