“House of the Dragon”: Desvelan las escenas de sexo más difíciles de rodar

Cortesía

 

Juego de tronos revolucionó la pequeña pantalla gracias a su ambición, su capacidad de creación de otros mundos, su violencia explícita y también sus escenas subidas de tono. En Poniente, el sexo tiene tanta presencia como cualquier guerra dinástica por el Trono de Hierro y La casa del dragón, precuela centrada en los Targaryen, también ha heredado este aspecto de su predecesora.

Por: 20 Minutos

En una entrevista para Deadline, Miriam Lucia, coordinadora de intimidad de la ficción fantástica, se ha referido a sus escenas e sexo. Según ha contado Lucia, antes de que arrancara el rodaje ya estuvo presente en las discusiones y las lecturas de guion para que los actores supiera qué se esperaba de ellos en las secuencias íntimas.

Tras la polémica surgida en torno a este tipo de escenas en Juego de tronos, con Emilia Clarke y otros protagonistas denunciando lo difícil y gratuito que podía resultar rodarlas, la coordinadora quería convertir el set de La casa del dragón en un espacio de trabajo seguro. Por ello, colaboró de cerca con Emily Carey (Alicent Hightower), de 18 años, y su marido en pantalla, Paddy Considine (Viserys Targaryen), de 49.

“Emily tenía tan solo 18 años cuando rodó esa escena [en la que Alicent se acuesta con su marido]”, ha contado Lucia: “También hablamos de eso con Paddy y nos aseguramos de que estaba bien. Tiene un hijo de la edad de Emily al fin y al cabo”.

Puedes leer la nota completa en 20 Minutos