¿Qué le pasa al cuerpo cuando deja de masturbarse?

Pese a ser un acto comúnmente privado, también es un método de estimulación antes del sexo entre parejas.

 

Tener pareja y familia en tiempos pasados era sinónimo de logro y crecimiento personal y humano; sin embargo, las necesidades eran diferentes a las que hay actualmente y las generaciones actuales están tan ocupadas con sus vidas que no ven el formar una familia como una prioridad para su futuro.

Por El Tiempo

Esto se puede reflejar en la tasa de natalidad a nivel mundial. Según el Banco Mundial, la cifra en el año 2019 fue de poco más de dos hijos por mujer, a comparación de 1964, cuando el número era de poco más de cinco hijos por mujer en el mundo.

Las razones son muy variadas: crecimiento personal, educación reproductiva, legislaciones a favor del aborto, masificación de los métodos anticonceptivos o un mayor criterio de las personas sobre sus deseos y su cuerpo.

No obstante, el ser humano es un ser con emociones y necesidades, y entre estas está la búsqueda del placer. No es un secreto que el humano es de las pocas especies mamíferas que tienen relaciones sexuales por placer y no solo con fines reproductivos.

A pesar de esto, ante la dificultad que sienten muchas personas por hallar pareja, así como otras que no encuentran en las relaciones íntimas el placer que necesitan, descubren en la autosatisfacción una salida más eficiente y sencilla para ‘calmar las aguas’ que el cuerpo a veces se encarga de alborotar.

¿Qué es la masturbación?

Este acto, denominado de múltiples formas en el argot coloquial de varios idiomas y culturas alrededor del mundo, consiste en el autoplacer, es decir, que la persona se encargue de estimular su sistema reproductor de forma personal. También es un método que se puede usar en pareja con antesala del acto coital.

Para leer la nota completa, aquí