Trabajadores de Anzoátegui ven como una “grosería” que el chavismo pretenda pagar aguinaldos en partes

 

El presidente del sindicato Unión Regional de Empleados Públicos de Anzoátegui (Urepanz), José Hurtado, calificó de “grosería” el hecho de que el chavismo pretenda pagar el bono de fin de año en cuatro partes.

Por Javier A. Guaipo

Hay que recordar que esta información la adelantó un dirigente de la central bolivariana de trabajadores, que además, a juicio de Hurtado, es una organización “alcahueta” que le sigue el juego al régimen, sacrificando el bienestar de la clase obrera del país.

“Esta medida atenta contra la alegría de las festividades navideñas y de fin de año tanto del trabajador como de su familia. Es un acto administrativo que muestra una vez más el maltrato del Ejecutivo nacional hacia el personal activo, jubilado y pensionado del sector público”.

Hurtado agregó que a esta repudiable acción hay que sumarle que el chavismo le prometió un bono de 10.000 bolívares a los jubilados y pensionados, que hasta el momento no ha mostrado intenciones de pagar.

 

 

Acotó que en el caso de Anzoátegui, la gobernación está evadiendo pagarle el bono recreativo al personal administrativo y obrero jubilado.

“En definitiva es un acto de maldad. Desde ya elevamos nuestra voz de protesta contra cada patrón municipal, estadal y nacional que se apegue a cancelar los aguinaldos en cuatro partes a su personal”.

Por su parte, el presidente de la Federación de Trabajadores de Anzoátegui (Fetranzoátegui), Tito Barrero, advirtió que desde el Ejecutivo regional pretenden pagarles 60 días de bono de fin de año, a pesar de que la contratación colectiva indica que les corresponden 140 días.

“Pretende el gobernador (Luis Marcano) cercenarle 80 días de trabajo a la clase trabajadora. Al parecer, no le bastó con quitarles 70 días del bono vacacional a los maestros, pero nosotros nos mantendremos en la lucha, rechazando estas medidas”, finalizó.