Marcos Hernández López: Un gobierno en minoría, pero victorioso

 

La mayoría de las campañas políticas en el mundo hacen enormes esfuerzos para impresionar, captar, seducir, y persuadir a los votantes. En el caso de Venezuela Nicolas Maduro activo el escenario presidencial 2024 sus narrativas se deslizan sobre la base de reimpulsar su gestión sin perder el foco: Miraflores. 

Hoy en día en Venezuela se puede afirmar que la mayoría de los votantes en están en modo off, la situación económica desmonta sus emociones, en muchos votantes que desde su expresión se niegan a participar y otros ya no quieren votar por Maduro, situación que se viene observando en la decadencia del capital político / electoral en la tendencia historia de los diversos eventos electorales pasados. Es decir, los votos que Nicolás Maduro y sus aliados logran reunir son cada vez menos. Basta mirar los resultados de las elecciones regionales 2021, es el número más bajo en su historia.

El proceso electoral del pasado 21N, sin duda germinó desde nuestra mirada reflexiva y crítica, aspectos que nos permiten llegar algunas aproximaciones de las causales que derivaran en los siguientes resultados.

Desde la lógica como método de razonamiento, el apoyo de las ciencias sociales y politología se puede inferir que los factores que estarán presente en los votantes Polo Patriótico son los siguientes tomando como referencias principales las dimensiones de la sociología política.

Factores estratégicos que influyen en el voto Madurista:

  • La conciencia colectiva esta permeada por las tácticas y estrategias del gobierno produciendo situación de malestar psicológico.

  • Según nuestros análisis integrales, nivel socio económico los estratos sociales D y E son los de mayor manipulación. Se juega con el hambre de la gente.

  • Duro control social, seguimiento y evaluación en las diversas comunidades a través de las diferentes estructuras responsables de las comunidades de partido a nivel regional, municipal, UBCH, CLAP, Consejos Comunales entre otros. 

  • La narrativa ideológica enfocada en la justicia social “Beneficio y oportunidades”

  • Presión social y el miedo al cambio

Revelada parte de sus factores estratégicos, el significado más consistente, sólido y homogéneo que van a tener los revolucionarios con relación al voto 2024 y 2025 es y será que el día de la elección es un deber y compromiso partidista en tres acepciones: sentimientos de obligación, más allá de las motivaciones; compromiso social con su grupo o comunidad más amplia; y una responsabilidad de mantener a Miraflores como centro del poder central. El voto chavista es minoría, aunque organizado y unificado.

La oposición es mayoría, pero dispersa y dividida. En las pasadas elecciones regionales, la alianza oficialista obtuvo 3,7 millones de votos de los cuales casi el 90% estuvo concentrado en la tarjeta del partido PSUV, fundado por Hugo Chávez. El resto fue aportado principalmente por Tupamaro, un movimiento radical revolucionario. 

 

Correo: herná[email protected] // [email protected]

Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores

IG:  @hercon44