Borges llama a desideologizar la discusión de DDHH en Venezuela, luego del informe de la ONU

Fotografía de archivo de Julio Borges. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

 

El dirigente político de Primero Justicia, Julio Borges, se refirió este domingo en su artículo en Infobae a la necesidad de desideologizar la discusión sobre los DDHH en Venezuela, a raíz del informe de la Misión de Determinación de los Hechos de la ONU. Borges llamó a los líderes de izquierda del mundo a deslindarse de Nicolás Maduro por un tema moral, pues la crisis venezolana es un asunto humano, no un conflicto ideológico.

“Da igual si las violaciones a los DD.HH. ocurren en El Salvador a si ocurren en Venezuela o Nicaragua. Al ser un tema que involucra a humanos no debería tener fronteras, tampoco doble rasero…La tragedia venezolana no puede seguir viéndose como un conflicto ideológico entre dos partes, menos después del informe de la Misión de Determinación de Hechos”, detalló Borges en Infobae.

El dirigente también dio a conocer algunas cifras del informe de la ONU. “La misión de la ONU identificó 832 muertes violentas de personas en manos de fuerzas de seguridad del Estado, 107 víctimas de torturas y tratos crueles, 141 personas que fueron detenidas arbitrariamente y más de 90 casos que suponen desapariciones forzosas”, destacó.

Asimismo, afirmó que por primera vez se responsabiliza a actores de la dictadura de Maduro como autores de las violaciones de DDHH. Es decir, por primera hay una cadena de mando que es señalada de los atropellos y los abusos en Venezuela. Por ello, Borges llamó a los países a renovar el mandato de la Misión de la ONU. “Ante semejante aparato de violación de DD.HH. y ante la falta de un sistema de justicia independiente, la acción internacional constituye un esfuerzo irremplazable. Es un deber de la comunidad internacional renovar el mandato de la Misión de la ONU para continuar documentando los crímenes de la dictadura y así garantizar que los miembros de la cadena de mando del régimen de Maduro rindan cuentas por los atropellos cometidos contra miles de venezolanos”, sostuvo.

Por último, recalcó el pronunciamiento del presidente de Chile, Gabriel Boric, sobre la necesidad de que la izquierda condene las violaciones a los DDHH en Venezuela y Nicaragua.