¿Cómo vería Julio Verne el futuro desde el año 2022?

 

¿Qué proyecciones futuras pudiera hacer Julio Verne si habitara la Tierra hoy? Muchas de sus extraordinarias visiones futuras tomaron más de un siglo en realizarse, pero indudablemente vivimos a otra velocidad.

Especial de Laszlo Beke

Resulta difícil pensar que podríamos subsistir sin un teléfono inteligente y hace pocos años dependíamos de teléfonos públicos. Pero en 10 o 15 años tendremos otra normalidad: ¿Estaremos yendo al espacio en nuestras vacaciones, tomaremos taxis voladores, usaremos cajas, botellas y carteras “inteligentes”, seremos parte de la película que estamos viendo? Ahora los cambios ocurren mucho más rápido, así que hagamos un recorrido en varios componentes de nuestra vida cotidiana y revisemos los pronósticos alimentados por expertos que ya están trabajando en ellas. Algunas predicciones estarán equivocadas, pero probablemente muchas serán correctas, otras se quedarán cortas y seguramente Verne nos sorprendería con ideas inusitadas!!

Las vacaciones en el espacio – Los lanzamientos de cohetes será mucho menos costosos, eso permitirá que más personas se aventuren a visitar el espacio. En 15 años habrá estructuras en el espacio, algunas pertenecientes a estados y otras privadas. No estarán dedicadas exclusivamente a investigación, también las habrá para turismo. Así que seguramente veremos seres humanos vacacionando en el espacio, podría ser una estadía en un hotel en el espacio, a lo mejor un fin de semana en la luna o un verano en Marte. Habrá decenas de miles de satélites, así que se tendrá que evitar que choquen unos con los otros y también que los desechos en el espacio son un problema a resolver. Finalmente, el espacio deberá existir como un concepto industrial para apoyar a las personas en la Tierra.

Movilidad aérea y taxis voladores –Se asegura que se podrá volar uno para el año 2024. Los vehículos voladores eléctricos serán seguros, silenciosos, asequibles y ecológicos. El costo de los taxis aéreos no será mucho mayor que el de un taxi estándar y nunca serán tan escandalosos como los helicópteros. Probablemente se les usará varias veces durante una semana y en forma rutinaria transportarán personas y carga dentro de un radio de 160 kilómetros. Los vuelos serán más cortos, promediando 18 minutos y con menos pasajeros (entre uno y seis, además del piloto). Para algunos taxis, los pilotos estarán en la cabina, pero otros serán controlados por pilotos en tierra. El sector pasajeros de la MAA (Movilidad Aérea Avanzada) podría tener flotas más grandes que las mayores líneas aéreas del mundo, ofrecerá más vuelos que estas y su operación será de tipo familiar.

Cajas, botellas y carteras serán “inteligentes” y sustentables – Se genera una enorme cantidad de desperdicio asociado a los empaques, que envuelven productos donde puede ocurrir deterioro o descomposición y que pueden generar dudas de autenticidad. Con diversos tipos de inteligencia y sensores los paquetes serán mucho más dinámicos y tendrán muchos usos potenciales: avisando que está llegando la fecha de expiración e informando sobre el estado actual del producto si han cambiado las condiciones externas. En el futuro, cuando se desee preparar un cocktail, solo habrá que escanear la botella de la bebida para obtener las recetas recomendadas y personalizadas. Con los chips, después de consumirlos habrá las opciones de reutilizar la bolsa o de comérsela – ya que estará basada en vegetales y seguramente tendrá un buen sabor. Como consumidor se podrá tener su recipiente personalizado que puede ser reutilizado. Tampoco se puede ignorar que más del 30% de la comida que se cultiva se pierde y por ello se tendrá que trabajar en extender la vida útil de la comida en el estante, en el camión o en el dron.

Los drones y robots apuntalando la disrupción -– Dentro de las redes de entregas-residenciales, al llegar el camión con los paquetes, del mismo departirán 10 drones que entregarán directamente a los clientes y se estima que para el año 2030 se estarán entregando 200.000 millones de paquetes. Dichos paquetes llegaran a la puerta de la casa, quizás incluso colocados en una ventana, a través de un dron, de un robot o de un vehículo autónomo. Donde el medio sean robots, estos recogerán los paquetes y los colocarán dentro de la nevera. Esto será parte de las tareas del robot personal, que también hará la cama y lavará la ropa. Parte de los paquetes vendrán vía subterránea, en China se está pensando en usar túneles que transporten directamente a centros de distribución en los sótanos de los edificios de apartamentos.

Las películas serán interactivas y envolventes – . Todos podrán ver la película en el idioma que prefieran. Habrá muchas películas y shows entre los cuales escoger – y la selección será muy simple ya que los algoritmos sabrán lo que se desea ver, donde y con quién. Al encender la plataforma de streaming o el televisor, esta podrá “leer” a la persona: ¿Qué tal el estado de ánimo? ¿Qué hora es? ¿Qué tipo de contenido es el apropiado para la persona en el momento? Se podrá ver una película y simultáneamente participar en un juego con amigos, por cuanto la película será también un juego. Se conectará con lo que ocurre en la película, ya que se sentirá el calor en el asiento cuando hay un fuego en la pantalla. Cuándo hay una escena invernal en la pantalla, se sentirá un viento frío soplando en las caras. La tecnología permite un mundo global para el contenido: contenido sin fronteras, proveniente de cualquier parte del mundo y disponible para consumidores en cualquier punto del globo

Dispositivos conectados permitirán el seguimiento de la salud y del bienestar – Las investigaciones demuestran que los consumidores están principalmente interesados en seis categorías de bienestar: salud, fitness, apariencia, sueño y mindfulness. Con respecto a mindfulness, el día pudiera comenzar con una clase de yoga o de meditación, en forma remota. Quizás en el algún momento de la noche, el vestible le dirá a la persona: “Ya te toca tranquilizar a la mente”. Los consumidores harán directamente el triage para muchos temas médicos y acudirán a un médico cuando sea absolutamente necesario. Muchos de los instrumentos utilizados pasarán de la oficina del médico al hogar. El refrigerador hará sugerencia sobre lo que se debe comer y beber en función a lo que se ha dormido, se ha ejercitado y a los nutrientes consumidos en el transcurso del día. Todo esto, por cuanto la nevera estará conectada a los sensores del sueño debajo del colchón, al rastreador de fitness vestible y a las apps de mindfulness.

La tecnología presente en las compras – La experiencia de compras en un tienda será altamente personalizada y eso implica que hay muchas que habrá mucha inversión en analíticos. Al entrar en una tienda, los maniquíes digitales cambiarán para colocarse la ropa basado en lo que persona trae puesta, en lo que saben de la persona y en la ropa que esta acaba de ver y tocar. Si se ha comprado previamente, la música que la persona escuchará y los olores que sentirá estarán adaptados a sus gustos. Los vendedores, usando sus móviles, dispondrán del historial de compras de la persona, así como de sus preferencias, de manera que podrán hacer recomendaciones personalizadas. En 10 años, para ciertas categorías de productos, entre ellas cosméticos, la mayoría de la venta se hará en forma remota y las tiendas físicas serán salas de exposición (showrooms).

La compra de autos serán omnicanal, personalizada y divertida– Seguramente muchas personas usarán servicios tipo Uber y simultáneamente se podrá comprar un vehículo o el acceso a muchos vehículos. Un paquete de suscripción proveerá múltiples opciones: un auto pequeño durante la semana, uno más grande para los fines de semana, uno convertible para el verano o una camioneta para los viajes a zonas rústicas. El precio de compra estará en Internet y eliminará la necesidad de regatear, los diferenciales estarán en las opciones que pueda crear el concesionario. No habrá que ir a una tienda para observar y probar los vehículos, allí intervendrá la realidad virtual, que permitirá examinar cualquier vehículo, sus características e incluso probarlos – mientras el interesado disfruta sentado en el sofá de la casa.


Se hace referencia a Could this be a glimpse. También aparece en mi Portal https://bit.ly/3CoH9bf. La imagen es cortesía de flickr.