“No tengan miedo en venir”: Olga Tañón superó las expectativas con el Poliedro a “casa llena” (VIDEOS)

Olga Tañon, Poliedro de Caracas. Foto @carmeLaLongo

 

La boricua Olga Tañón, luego de 14 años sin cantar en el Poliedro de Caracas, cumplió con las expectativas de un show en formato 360°: todo el aforo lo llenó a su máxima capacidad y en donde cantó durante casi tres horas y con seis cambios de vestuario.

El espectáculo comenzó a las 7:00 pm con el talento nacional. En esta oportunidad un efusivo Juan Miguel empezó a subir los ánimos que ya estaban encendidos en todos los espacios del poliedro por la emoción del concierto que daría la merenguera. Luego de Juan Miguel, la agrupación AHSinfónico, que cuenta con 7 años en el ruedo musical y ofreció una puesta diferente en escena.

Un público eufórico gritaba ¡Olga, Olga, Olga! Y a las 9:13 am salió el cuerpo de baile junto a la estrella boricua y con los acordes de “Mentiroso” encendió el Poliedro. Luego vino una seguidilla de éxitos “Presencié tu amor”, “Contigo o sin ti”, “Miénteme”, “Yo por ti”, “Vendrás llorando”, “No me puedes pedir”, “Ya me cansé”, paseándose por los cuatro costados del amplísimo escenario que pidió para estar lo más cerca posible del público.

Además, la puesta en escena contaba también con cuatro pantallas superiores centrales que permitían en algunas ocasiones ver todos los movimientos de Tañón en el escenario.

“Desde que llegué a Venezuela he llorado mucho de alegría y agradecimiento. He visto gente que quiere echar pa’lante. Estoy contenta porque todos los días podemos hacer un poco más. Toda mi vida diré que soy una puertorriqueña orgullosamente venezolana. Me voy con el pecho inflao. ¡Que sigan viniendo los artistas que aquí hay gente buena, no tengan miedo en venir!”, expresó y se ganó una fuerte ovación de todo el público que se mantuvo de pie durante las casi tres horas de espectáculo.

La fiesta no terminaba. La vibra de Olga Tañón se extendió con Muchacho maloTú te lo pierdes, y volvió a cantar La Gran Fiesta, en esta ocasión invitó a todos sus bailarines, así como también a las niñas que son parte del grupo de Mery Cortéz, a quien también invitó al escenario y se dieron un fuerte abrazo.

Luego, su esposo, Billy Denizard, se le unió junto a su Production Manager, María de los Ángeles, quienes en un efusivo abrazo y entre lágrimas despidieron la noche a las 12:05 am con el show que Olga Tañón que días previos aseguró que sería “para recordar”.

Con información de Radio Fe y Alegría