El revelador lenguaje corporal de William y Kate en la primera foto oficial de Carlos III como Rey

Los cuatro iban todos vestidos de negro debido al luto nacional por la Reina (Imagen: Getty Images)

 

La pose del Príncipe de Gales en el último retrato real tiene un “mensaje” oculto sobre su nuevo papel como el próximo heredero al trono, afirmó un experto en lenguaje corporal.

Por Metro
Traducción libre de lapatilla.com

El Palacio de Buckingham publicó una nueva fotografía del Rey Carlos, con su familia a su lado, tomada solo 10 días después de la muerte de la Reina.

Las especulaciones sobre la relación del Príncipe William y Kate Middleton surgieron después en las redes sociales, cuestionando por qué no había abrazado a su esposa con más de 11 años de matrimonio.

Pero la autora Judi James explicó que “sus piernas separadas y la forma en que sus manos están entrelazadas frente a su torso forman una pose de espera atenta. Es el tipo de pose que ves en el personal de los vestíbulos de los hoteles y podría indicar su papel de apoyo y suplente de su padre. Parece obediente y el brazo de Kate alrededor de su espalda sugiere que ella, a su vez, está allí para apoyarlo”.

Mientras tanto, el nuevo monarca se ve cómodo al lado de su esposa, con su brazo derecho suavemente metido alrededor de su cintura.

James enfatizó que se trataba de una “muestra pública inusual de afecto” por el Rey.

A principios de este año, hubo rumores de que las próximas memorias del Príncipe Harry contendrán nuevas revelaciones sobre su relación con su madrastra. El experto destacó que el gesto de Carlos en la foto podría ser, por tanto, “una muestra tanto de solidaridad como de cariño. Una pose como esta sugerirá apoyo mutuo y resiliencia”, agregó.

Los fanáticos reales también se apresuraron a señalar que ni Harry ni Meghan formaban parte del retrato a pesar de que estaban en el país en el momento en que se tomó.

Pero otros dijeron que la pareja con sede en California no tiene derecho a ser incluida, ya que renunciaron a sus funciones como miembros de la realeza en 2020.

Con una alineación de cuatro, en lugar de solo Carlos y Camilla, se muestra a la nación que la corona está “en buenas manos por al menos una generación más”, según James.

“Este retrato parece enfático en términos de sus mensajes de continuidad y unidad. Finalmente hay una sensación de paz después de todas las rupturas y dramas de telenovelas de las últimas décadas”, concluye la experta.