La inflación en Venezuela repuntó un 2.8% entre junio y agosto

Imagen de archivo de una persona con un fajo de bolívares. EFE/ Rayner Peña R

 

Economistas consideran que el país vuelve a tener expectativas negativas sobre su crecimiento económico por la subida de los precios y la ralentización de la producción agropecuaria e industrial en el tercer trimestre del año. Apuntan que la caída de la producción de crudo venezolano y la disminución de sus precios en el mercado internacional también afecta la disposición de dólares del Estado. Siendo estos factores los que han incidido en que la inflación se haya disparado de junio a agosto.

Por Ana Uzcátegui | LA PRENSA DE LARA

La última cifra que dio a conocer el Banco Central de Venezuela (BCV), fijó la inflación de agosto en 8,2%, mientras que en enero fue de 6,7%. El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), de la Asamblea Nacional 2015, ubicó la inflación de agosto en 17,3%, cuando en enero era 4,8%. Este observatorio está por revelar en los próximos días la inflación de septiembre.

“El crecimiento que se dio en el primer semestre, pareciera que comenzó a echar agua porque no es un crecimiento sostenible en la economía real, en la economía productiva del sector primario y secundario que son los que producen bienes y servicios. Y eso es lo que hace que los precios hayan tenido un repunte porque la oferta de bienes y servicios nuestra sigue siendo muy baja en relación con la demanda”, explicó Dilio Hernández, economista.

Según sus estimaciones, el sector que más ha crecido es el comercio de 5 a 10% este año. Pero ha basado su crecimiento en la importación de productos terminados que gozan de la exoneración de impuestos aduaneros e IVA. Sostiene que el sector primario y el parque industrial han tenido apenas un ligero rebote estadístico de 3 a 5%. “Es un crecimiento en el foso”, resaltó.

Al igual que el sector construcción, según Ronald Arias, presidente de la Cámara de la Construcción en Lara, la paralización se mantiene en 90%. “No puede haber incentivos para construir cuando sigue habiendo un encaje legal muy elevado y los bancos siguen sin otorgar créditos. Tampoco puede haber incentivos si continúan las sanciones económicas a Pdvsa, y si tenemos fallas en los servicios públicos, como agua o electricidad”, mencionó.

En cuanto a la producción petrolera, José Toro Hardy, economista, indicó que Venezuela se encuentra sin inversión. “El Gobierno ofreció producir dos millones de barriles diarios de petróleo, pero en junio la producción petrolera cayó 40 mil barriles diarios. En julio cayó 98 mil barriles diarios. En agosto subió a 90 mil. Actualmente, según la OPEP el país produce 710.000 barriles diarios. Pero no está claro si esas cifras incluyen los condensados de Irán, porque el petróleo nacional es extrapesado en la Faja del Orinoco”, informó.

De febrero a junio los precios del crudo en el mercado internacional pasaron 100 dólares el barril a $80, pero el crudo merey que produce Venezuela está más barato, y por las sanciones a Pdvsa el Gobierno lo debe comercializar con grandes descuentos.

Cifras no han cambiado
Gerardo Álvarez, economista, apunta que los indicadores macroeconómicos en Venezuela siguen siendo lamentables, y por eso no se ha dado un crecimiento expansivo de la economía.

“La Encuesta Condiciones de Vida (Encovi), señaló que diciembre 2021 cerró con 96% de la población en pobreza. Yo estimo que hoy esa cifra puede ser al menos un 80%. Encovi también indica que de cada 3 mayores de edad, dos solamente comen dos veces al día, y señalan que el 30% de la población infantil de 0 a 5 años está en desnutrición”, dijo.

Apuntó que en 2013 Venezuela tenía un PIB de 350 mil millones de dólares, mientras que en agosto era de 49 mil millones de dólares.