El partido del Kremlin crea filiales en los territorios ucranianos secuestrados por Rusia

Vladimir Putin en el Foro Económico del Este, en Vladivostok, RusiaEFE/EPA/Sergei Bobylev/TASS

 

 

 

 

Rusia Unida, el partido del Kremlin, anunció hoy la creación de filiales en los territorios ucranianos anexionados de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, con el fin de acelerar la integración de estas regiones a Rusia.

“Rusia Unida, la principal fuerza política del país, tiene por delante un intenso trabajo a nivel legislativo, me refiero a nuestros representantes en los órganos del poder ejecutivo”, declaró el presidente del partido, Dmitri Medvédev, tras la votación en la que fueron elegidos los jefes de las nuevas filiares regionales.

Al frente de la filial de Donetsk fue elegido el líder de la región, Denís Pushilin, mientras que la oficina de la región de Lugansk estará encabezada por el presidente del Parlamento regional, Denís Miroshnichenko.

La representación de Rusia Unida en Jersón estará dirigida por el diputado de la Duma rusa Igor Kastyukevich, mientras que para la filial en Zaporiyia la elección recayó en la jefa de la administración cívico-militar prorrusa de Melitópol, Galina Danilchenko.

Durante la sesión, los cuatro dirigentes electos de las oficinas se presentaron con informes sobre su concepto sobre el trabajo que debe llevar a cabo Rusia Unida en los territorios anexionados.

“Nuestros camaradas se han expresado, y pienso que lo que han dicho ha sido preciso y abarcador, al mostrar cuáles serán los objetivos que buscarán lograr tanto como funcionarios estatales como desde sus posiciones como militantes del partido en los nuevos territorios de Rusia”, declaró Medédev.

El también subsecretario del Consejo de Seguridad ruso señaló que “con la integración de los nuevos territorios a Rusia comenzó inmediatamente su proceso de integración legal. Así sucedió en Crimea, así será ahora”.

Según Medvédev, las normas rusas “comenzarán a implementarse paulatinamente en las esferas económica y social” de las nuevas entidades federadas rusas.

El presidente de Rusia Unida llamó a los jefes de las filiales del partido del Kremlin a establecer un diálogo directo con la población de estas regiones, “y si la situación de guerra no permite solucionar algunas cosas, no hay dudas que cuando esto cambie la gente esperará éxitos en la edificación de una vida normal”.

“Y estos éxitos dependen en medida considerable de nuestras acciones coordinadas”, dijo, ya que, según él “el partido gobernante responde por todo”.

Por su parte, Miroshnichenko afirmó durante la reunión que más de 20.000 residentes de la región solicitaron su ingreso a Rusia Unida, y más de 100.000 miembros del movimiento social “Mir Luganschine” (Paz para Lugansk) pueden ser considerados partidarios del partido del Kremlin.

Según Pushilin, 3.000 activistas del movimiento social “Donetskaya Respublika” ya ingresaron a las filas de Rusia Unida, formación política que cuenta con más de 13.500 partidarios en esta región ucraniana.

EFE