Juan Pablo García: ¡Muy mal precedente!

Secuestrar ciudadanos para luego canjearlos como que fuesen objetos de acuerdo a sus intereses es un crimen, eso es lo que ha hecho y hace el régimen que encabeza Nicolás Maduro, ratificando así el talante criminal, actos criminales estos que utiliza además para mantenerse en el poder y es precisamente por ese tipos de actos delictuales que Nicolás y su entorno están imputados por crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional.

El ejecutivo de los Estados Unidos representado por Joe Biden comete un grave error al cambiar rehenes por petróleo e impunidad a narcotraficantes, permitiendo así que el régimen venezolano derrote la justicia norteamericana al dejar sin efecto una sentencia del sistema de justicia de la mayor Democracia del mundo.

Ahora no nos extrañaría que pronto se produzca el secuestro de ciudadanos norteamericanos para así intercambiarlos por el delincuente de Alex Saab o se produzca un intercambio con otro delincuente, Fat Leonard, el protagonista del mayor escándalo de fraude en la Marina de EE.UU. que fue capturado en Venezuela

Es una verdadera locura la liberación de los venezolanos Francisco Flores y Efraín Antonio Campos Flores, sobrinos de la esposa de Nicolás Maduro, Cilia Flores, quienes fueron condenados por narcotráfico a 18 años por la Justicia de los EEUU. No se puede sacrificar la justicia por la paz criminal, muy grave error, terrible lo que ha ocurrido, esto es un gran cebo a favor del secuestro internacional y del narcotráfico , además de trasmitir gran debilidad en la mayor Democracia del mundo como lo ha sido los Estados Unidos de Norteamérica .

En fin con el canje realizado se ha creado un precedente de inconmensurable consecuencias, colocando en peligro no solo al ciudadano estadounidense, sino también a todo los ciudadanos del continente. Con este canje se obstaculiza la justicia internacional. Una verdadera desgracia .

En EEUU el 2021 murieron más de 100 000 personas por sobredosis de estupefacientes. Evidentemente que liberar narcotraficantes no trae ningún beneficio a la sociedad , sino todo lo contrario, se está enviando un mensaje de impunidad sobre el terrible delito del narcotráfico, el cual asesina a muchísimos seres humanos.

Con este abominable canje miles de madres en los EEUU no encontraron justicia al ver a sus hijos sucumbir y suicidarse por las drogas, pero además son muchos los policías, jueces y fiscales que ven frustrado su gran labor en la lucha contra ese terrible flagelo como lo es el narcotráfico.

¡Muy mal precedente para el mundo!, pero tengo fe de que pronto habrá justicia y todo se revertirá para el bien de todo el continente y la humanidad.