Historia detrás de la célebre FOTO nocturna de Paris Hilton, Britney Spears y Lindsay Lohan

La historia detrás de la célebre foto nocturna de Paris Hilton, Britney Spears y Lindsay Lohan (Foto: Especial Infobae México/ Jovani Pérez)

 

Así como existen películas, canciones y otros productos de la industria del entretenimiento que marcan a más de una generación y quedan en el colectivo popular de manera permanente, las fotografías también forman parte de la lista, siendo una célebre foto nocturna de Paris HiltonBritney Spears y Lindsay Lohan una de las que más le ha dado vuelta al mundo a pesar de que ya han pasado casi 16 años.

Por Infobae



Si bien ese momento marcó por completo la cultura pop debido a que sus tres protagonistas ya eran grandes referentes de ese movimiento a nivel mundial, otro tipo de públicos también fueron conquistados, pues las diversas interpretaciones que se le dieron a dicho momento estuvieron por muchos años cargadas de teorías y versiones, incluso inventadas por los mismos paparazzis encargados de retratar para siempre el acontecimiento, sin embargo las historias narradas de sus propias bocas llegaron una década después.

Con vidas muy distintas a las que tenían en el 2006, todas ellas ya superando los grandes estragos que el terrible año 2007 hizo en cada una de ellas, pues tenemos como ejemplo el público exceso de bebidas alcohólicas de la socialité, las adicciones a sustancias ilícitas y líos con las leyes americanas de la estrella de Hollywood y la ya conocida historia del día que La Princesa del Pop se rapó su rubia cabellera y atacó un auto con un paraguas, la verdad llegó.

El nacimiento de la amistad que definió los años 2000

La cantante y Hilton crearon una verdadera amistad (Foto: Instagram/@britneyspears)

 

Aunque ahora el reguetón es el género musical que domina el mundo -junto a sus grandes exponentes-, durante varias décadas el pop no solo era por excelencia lo primero que podrías encontrar en el radio, las discotecas o los principales canales de televisión como MTV. Por ello desde los años 80 grandes exponentes fueron creando e innovando la forma en como se hacía y se consumía, pero para los 2000 el punto más grande llegó, pues ya no solo se trataba de Estados Unidos, sino del mundo entero.

También es importante recordar que no todo eran los cantantes, sino también las celebridades de otro tipo de ámbitos artísticos los que se sumaban e incluso promovía el movimiento, teniendo estrellas de películas “rosas” siendo ovacionados por la comunidad LGBT+, socialites codeándose con la “crema y nata” de las esferas económicas de mayor jerarquía e incluso uno que otro político que sabía muy bien que era mejor formar parte del círculo a tener como enemigo a todo un ejército de luminarias.

Así llegaron a sus vidas Paris Hilton y Britney Spears, dos importantes chicas de esa generación que más allá de formar alianzas por fines publicitarios, comerciales o de mercadotecnia, se comprometieron a ser amigas dentro de la industria del entretenimiento, todo un reto pues más de uno ha externado que no se tiene amigos dentro.

Lindsay Lohan realmente no era cercana a ellas

Lindsay Lohan y Paris Hilton no eran buena amigas por culpa de un hombre (Fotos: Getty Images/ Universal)

 

Por difícil que pueda parecer, la protagonista de grandes clásicos del cine contemporáneo como Un viernes de locos, Herbie a toda marcha, Juego de gemelas y la cinta culpable de que todos los 3 de octubre mucha gente vista de rosa Chicas pesadas, no era tan cercana a La Princesa del Pop y la bisnieta de Conrad Hilton, fundador de Hilton Hotels & Resorts, como muchas personas lo llegaron a asegurar.

A mediados de la década de 2000, parecía que Paris y Lindsay estaban muy unidas, pero esa dinámica pareció cambiar después de la viral foto de este texto, pues cuando Lohan comenzó a salir con el exnovio de Hilton, el heredero de la navegación griega, Stavros Niarchos la relación se fracturó fuertemente, generando una guerra mediática muy grande. Alrededor de ese tiempo, la socialité y sus amigos supuestamente comenzaron a criticar a la “chica pesada” en la prensa de Hollywood, iniciando una supuesta campaña de desprestigio en su contra.

“La santísima trinidad del pop”

Era importante contar primero que las cosas entre las dos rubias no eran del todo buenas con la pelirroja, pues solo así se entera la historia real detrás de la célebre foto.

El nombre fue colocado por medios nacionales e internacionales (Fotos: Getty Images)

 

Bajo los rumores de celos, problemas de “chicas ricas” e incluso de envidia del éxito de una por la otra, los medios nacionales e internacionales decidieron nombrar al trío como “La santísima trinidad del pop”, pues sus apariciones públicas llegaron a ser tan virales y controversiales, que los diarios más importantes las retomaban por semanas, incluso quitándole la atención a temas de agenda política y salud.

La clave de dicho éxito era más que clara: Britney era el fenómeno juvenil musical más grande del momento pues canciones como Baby One More Time, I’m a Slave 4 U o incluso Oops!…I Did It Again tenían cualquier récord de ventas; Hilton era la socialité más importante del mundo, al grado de que por varios años Kim Kardashian era su simple asistente -imposible de creer en la actualidad-; Lindsay no solo había sido la niña prodigio de Disney, ya se había convertido un símbolo de belleza que todo director de Hollywood quería tener en sus producciones.

Bajo todo este contexto llegó la noche que cambió las vidas de las tres y del mundo entero, pues lo que a simple vista puede ser claro como una noche de copas entre amigas, tiene una de las historias más extrañas pero divertidas que han puesto el alto a los señalamientos, teorías y versiones sobre lo ocurrido antes, durante y después de esa foto.

La verdadera historia de la foto

Un 27 de noviembre del 2006 se tomó la icónica fotografía en la que Britney Spears, Paris Hilton y Lindsay Lohan posaban juntas por última vez en el interior de un coche biplaza a la salida del Beverly Hills Hotel. Después de este momento jamás volvieron a estar todas juntas, al menos de manera pública. Mucho se especuló que esto se debió a los problemas que todas atravesaron con las bebidas embriagantes, las sustancias ilegales e incluso algunos trastornos mentales, pero lo que esa una realidad es que la incógnita ya fue resuelta por una de ellas y esta es la historia.

Las tres posaron juntas por última vez en el interior de un coche biplaza a la salida del Beverly Hills Hotel (Foto: GTRES)

 

La empresaria y Dj recordó, el 15 de marzo del 2021, la verdadera historia de aquella foto y aprovechó para invitar a todos mundo a leerla con una perspectiva histórica que demuestra que ni ellas eran tan malas entonces, ni la sociedad tan buena y pura como siempre se ha creído.

“Aquella foto se tomó una noche en la que Britney y yo salíamos de una fiesta que daba una amiga en el Beverly Hills Hotel”, afirmó Hilton en This Is Paris, su nuevo podcast. “Estábamos camino del coche y de repente nos vimos rodeadas de un montón de fotógrafos. Fue ahí cuando de repente apareció Lindsay, lo que me pareció muy raro porque por aquel entonces estábamos enfadadas”, explicó.

La socialité y la pelirroja no se hablaban en ese momento (Foto: Twitter/@ParisHilton)

 

“Yo les respondí que por qué no se lo preguntaban a ella. Y Lindsay les respondió que no, que yo nunca le habría pegado porque nos conocemos desde que ella tenía 15 años. Básicamente no estaba admitiendo lo que hizo, todo fue rarísimo. Y de repente, no sé cómo, Lindsay estaba metida en mi coche con nosotras. Yo fui muy educada y no le dije nada aunque no nos llevábamos bien. Además, era muy difícil salir de allí porque no veía nada con todas las cámaras”, agregó.

“La santísima trinidad del pop” no se ha visto junta públicamente desde ese momento (Foto: Twitter/@ParisHilton)

 

“Lo vivíamos todo como si fuera un drama de instituto, especialmente en la escena de Los Ángeles que todo era público y teníamos a los medios constantemente tratando de agitar y de empeorar las cosas entre nosotras porque en aquella época los medios realmente disfrutaban de que las chicas se pelearan entre sí”, concluyó.