Brutal ataque homofóbico con una llave mecánica conmocionó a Chile

La víctima, Víctor Mejías, se mantiene grave internado en un centro de salud. Foto: Cortesía.

 

Una brutal agresión homofóbica ha causado indignación en Chile. La víctima fue golpeada con una llave mecánica y está internada con riesgo vital.

Por Infobae

La golpiza ocurrió en Puente Alto, una comuna ubicada en Santiago de Chile, en la madrugada del 11 de octubre pasado. Víctor Mejías fue interceptado en calles Avenida Los Loros con Valdivia por un hombre, quien le propinó golpes de pie y puño.

“El sujeto golpeó además en repetidas veces la cabeza de Mejías con un objeto contundente, que sería una llave francesa, y lo azotó contra una pared, mientras le gritaba ‘maricón’ y se apropiaba de su celular”, dijeron desde el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

En medio de la agresión, Mejías de 36 años pudo escapar pero se agravó al llegar a un centro asistencial. Desde la policía de Carabineros de Chile el comandante Claudio Pavez dijo que los antecedentes proporcionados por la familia de la víctima, “darían cuenta de una posible agresión con fines homofóbicos, que habría originado un sujeto que ya está previamente identificado”. El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, aclaró que “producto del ataque, ahora Víctor está en coma, intubado, con riesgo de muerte”, y que “a todas las luces el agresor actuó por homofobia”.

“Los familiares, amigos/as y vecinos/as de Víctor son enfáticos en señalar que es una persona muy tranquila y muy querida en su barrio, y los testigos sobre los acosos homofóbicos que sufrió en manos del agresor son muchos/as. Hay bastante evidencia a favor de la víctima”, agregó.

Reacción de su madre

La madre de Mejías, Yanet Cáceres, tuvo palabras en contra del agresor de su hijo. “¿Por qué lo hizo? Mi hijo no era malo, es un excelente hijo. Tenía sus vicios, pero jamás molestó a nadie” y que “yo lo quiero a él, que él se entregue. Con su familia no tengo nada que ver, pero yo lo quiero a él”.

Si quería robarle, que le robará el celular, pero por qué lo golpeó. Ahora lo tiene en riesgo de vida. Él no sabe cuánto he sufrido. Son dos noches que no he dormido pensando que en la noche me pueden avisar que mi hijo se me va”, señaló.

La hermana de la víctima, Ana Mejías, dijo que “mi hermano es homosexual, ya había sido amedrentado anteriormente por esta persona que no la tenemos totalmente identificada, pero ya sabemos más o menos quién es”.