Demora en desclasificación de archivos sobre el asesinato de Kennedy desata sospechas

Foto de archivo de John F. Kennedy el día de su asesinato en Dallas el 22 de noviembre de 1963.

 

 

 

La Fundación Mary Ferrell -que ofrece el mayor archivo online de documentos sobre el asesinato del ex mandatario John F. Kennedy en 1963- presentó este miércoles una demanda federal contra el presidente Joe Biden y los Archivos Nacionales de EEUU para exigir la divulgación de todo el material clasificado sobre el famoso magnicidio en Dallas, Texas.

“Ya es hora de que el gobierno obedezca el espíritu y la letra de la ley”, dijo Jefferson Morley, vicepresidente de la Fundación Mary Ferrell y experto en el asesinato y en asuntos de la CIA, según informó NBC News. “Se trata de nuestra historia y de nuestro derecho a conocerla”, dijo Morley.

Esta demanda llega un año después de que Biden emitiera un memorándum que posponía la publicación de un último paquete de 16.000 documentos reunidos por la Ley de Recogida de Registros del Asesinato del Presidente John F. Kennedy que el Congreso estadounidense aprobó en 1992 en respuesta a la película JFK, que fue dirigida por Oliver Stone y tuvo una gran repercusión mundial.

El memorándum de Biden señalaba que el proceso de divulgación se retrasaba debido al trabajo que demandaba la pandemia de COVID-19. “Es un argumento de ‘el perro se comió mis deberes’”, respondió el abogado de la fundación, Bill Simpich. “En este caso todo son retrasos. Las agencias siempre tienen nuevas y mejores excusas”.

Según NBC News, la Fundación Mary Ferrell teme que las agencias no hayan avanzado lo suficiente en el año transcurrido desde que se emitió el memorándum y por eso es necesaria la demanda para acelerar el proceso.

La ley de 1992 señala que todos los registros del asesinato deberían haberse hecho públicos en un plazo de 25 años -o antes de octubre de 2017-, pero se permitieron aplazamientos en los casos en los que las preocupaciones por la seguridad nacional superaban el interés público de la divulgación.

“Fue un crimen trascendental, un crimen contra la democracia estadounidense. Y el pueblo estadounidense tiene derecho a saberlo”, dijo Robert Kennedy Jr, sobrino de JFK, según NBC News. “La ley exige que se publiquen los registros. Es extraño. Han pasado casi 60 años desde la muerte de mi tío. ¿Qué están ocultando?”

Foto de archivo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden (REUTERS/Kevin Lamarque)

 

El pasado 15 de diciembre los Archivos Nacionales de Estados Unidos publicaron 1.491 archivos clasificados relacionados con el asesinato de Kennedy. Entre esos documentos hay miles de páginas nunca antes vistas de memorandos de investigación, notas y cables elaborados por la CIA, el FBI, el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa.

En un principio estaba previsto que esos archivos fueran desclasificados con anterioridad, pero en octubre de 2021 las agencias del Gobierno Federal solicitaron al presidente Biden una prórroga hasta el 15 de diciembre, fecha en la que debían ser publicados todos aquellos documentos para los que no se había solicitado un “aplazamiento continuo”. En aquella orden ejecutiva, Biden justificó esa demora amparándose en la protección ante posibles daños a la defensa militar, a la operaciones de Inteligencia, la legislación estadounidense, o las relaciones exteriores.

Kennedy tenía 46 años y cumplía su primer mandato como presidente cuando fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 al recibir varios impactos de bala mientras viajaba en una delegación presidencial con motivo de una visita oficial al estado de Texas. Por aquellos disparos fue arrestado Lee Harvey Oswald, quien dos días después, cuando acudía a declarar por aquellos hechos, fue asesinado por Jack Ruby, propietario de un club nocturno de la ciudad de Dallas. La Comisión Warren concluyó que Oswald había actuado solo en el asesinato.

Sin embargo, su asesinato y los diez años que estuvo viviendo en la Unión Soviética, generaron amplias y controvertidas teorías conspirativas acerca del magnicidio.

Con información de EuropaPress | Infobae