En Unare, el lento desborde del río amenaza con acabarlo todo

En Unare, el lento desborde del río amenaza con acabarlo todo

 

 

 

 

Los ríos en el oeste de Anzoátegui son lentos pero devastadores, hasta el momento mil quinientas familias han resultado afectadas por inundaciones de aguas lentas y marrones que lo cubren todo.

Jesús Albino // Corresponsalía lapatilla.com

El número de afectados continúa en ascenso. Hasta el momento se contabilizaron 24 sectores perjudicados por las anegaciones, el aumento de las aguas no se detiene.

Aunque ya no llueve los ríos que recorren la zona siguen recibiendo grandes cantidades de agua de sus afluentes, causando la inundación.

“Esta es la crecida más histórica en años, lentamente el río va tomando todo, ya el agua nos va a llegar al cuello” dijo Zoila Zurita, habitante de Clarines.

Los caseríos afectados son Ayacucho, Maparacas, Boca de Guaribe, Carutico, Santa Teresa, Simón Bolívar, Altos de Clarines, Cruz de Belén, Geriátrico, Los Cerezos, Yai, Punta de Guanape, Puerto Arturo, El Cedro, El Jubillo, El Esfuerzo, 23 de enero, Barrio Obrero, Paso Real, Las Casitas, Araguita,  Minifinca,  Conacal y Torotocon.

Más afectaciones

En Unare, el lento desborde del río amenaza con acabarlo todo

 

 

 

 

En Onoto y San Lorenzo, los ríos también se desbordaron, dejando bajo las aguas varios sectores. Los pobladores evacuan las zonas hacia sitios más altos tratando de salvar lo poco que tienen.

Algunas calles son transitadas por embarcaciones pequeñas que son usadas para la pesca en los ríos.

Puente roto

En la parroquia San Pablo, el río se llevó el puente los pobladores hicieron uno improvisado para poder salir, pero actualmente están incomunicados por vía terrestre.

Atención

El gobernador Luis José Marcano, aseguró que se están aplicando protocolos de atención a los afectados, con agua potable, medicina y alimentos, además habría solicitado la instalación de refugios temporales en la zona.

Aunque las condiciones climáticas son favorables los ríos aún reciben agua de sus afluentes producto de las lluvias de las ultimas semanas lo que retrasa la llegada de ayuda a zonas lejanas.