Aduaneros en la frontera de Táchira solicitan creación de una oficina para el intercambio comercial

Aduaneros en la frontera de Táchira solicitan creación de una oficina para el intercambio comercial

Ante la demanda de decenas de comerciantes y empresarios interesados en importar alimentos para consumo humano y animal, agentes aduaneros de la frontera de Táchira piden que se habilite una oficina física, donde se pueda tramitar todos los permisos para la Ventanilla Única de Comercio Exterior (Vuce).

Luz Dary Depablos // Corresponsalía LaPatilla.com

Lady Castellanos, directora de la Asociación de Agentes Aduanales del Estado Táchira (Asoata), indicó que existen muchas empresas que no han logrado tener todos sus permisos al día, lo que les impide realizar importaciones.

Sin embargo, enfatizó que las empresas establecidas con sus permisos han logrado “todos los trámites de aduana, es decir, de importación y exportación”, los cuales se han desarrollado de manera fluida con sus respectivos reconocimientos.

La mercancía de importación ha llegado con su permisología, tal cual como el arancel lo indica.

“Nos llegó un registro sanitario de importación para insumos quirúrgicos, el cual se requiere según la partida arancelaria y el cliente hizo su trámite ante el ministerio correspondiente”, puntualizó Castellanos.

“Lo ideal sería que el gobierno adoptara una casilla de Vuce aquí en la frontera, para que los empresarios que están comenzando desde cero, puedan agilizar sus tramites”, indicó Lady Castellanos.

La directora de Asoata informó que el aceite vegetal, la harina de trigo, alimentos para animales, pollitos bebés y materias primas, son parte de los rubros más demandados.

Explicó que, según la clasificación de los productos, en algunos casos piden permiso de importación, y en otros, permisos sanitarios, según lo que establecen las leyes de aduanas y de arancel.

Apecol 28 exonera impuestos de importación

Nelsón Urueña, presidente de Asoata, dijo que “hay un mal concepto de lo que es una importación”. Cuando se cree que los productos importados serían más costosos que los que ingresaban por los “caminos verdes”, pues el Acuerdo Parcial de Colombia 28 (Apecol28) exonera el 19 % de impuesto establecido en el hermano país.

Con el certificado de origen por estar afiliado al Apecol 28, las mercancías que llegan a Venezuela desde Colombia, solo debe pagarse la tasa del 1% por servicio de aduana y el 16% del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

“La comida no tiene impuesto ordinario de importación, porque viene con certificado de origen de Colombia, a lo que se le sumaría los costos de almacenamiento colombiano, el almacenaje, el cruce de frontera, el agenzamiento aduanero de la frontera y el despacho”, explicó, Urueña.

Enfatizó que los contrabandistas también “debían pagar en las fincas de ambos lados de las trochas. El vehículo que pasaba la mercancía por el río y la comisión a los funcionarios que permitían el paso, por lo que es más económico pasar las mercancías por los puentes”.

Nuevos empleos tras reapertura comercial

Unos 200 empleos directos se lograron generar con la reactivación del comercio binacional por la frontera de Táchira, según indicó Nelson Urueña.

Señaló que un número importante de jóvenes que laboraban en los pasos ilegales, han sido contratados para cargar y descargar mercancías.

Dijo que representantes del sector esperan que se generen nuevos empleos en el primer trimestre y semestre del año 2023, según las proyeccciones que han evaluado a un mes de la reapertura comercial.