Koto Kaur estrena “Maa” una propuesta musical con propósito sanador

Vanessa Montilla Silva es una artista nata, siempre ha sido una mujer espiritual, atraída por la búsqueda de expresiones, sonidos, nuevas experiencias sobre el arte y la ciencia del sonido. Es conocida mundialmente con el nombre artístico y espiritual de KoTo Kaur, como cantante de Mantras.

Ella es Ingeniera de Sonido movida especialmente por el poder sanador de las vibraciones. Cree profundamente en el sonido y la música como puente de conexión con niveles más profundos de la existencia humana, con la esencia y la divinidad que lo conforma y contiene todo.

Hoy por hoy, Koto Kaur está viviendo un momento cumbre en su carrera. Está lanzando al mercado su sencillo musical llamado “Maa”, un mantra experimental que compuso intencionalmente en 2021, para una de sus Experiencias Interactivas de Meditación a través de la Música y el Sonido, en las que despliega un universo de frecuencias sanadoras.

Como talento y exponente de cantos sagrados, KoTo Kaur, ganó recientemente su participación en el Festival KaniKapila de Miami, Florida y obtuvo el premio a la producción completa de lo que será su primer sencillo original de “Música Medicina”, el cual está siendo producido bajo el oído de la cantante Emilia Garth y el ingeniero y productor Salva Alba, ambos, reconocidos representantes del género a nivel nacional.

“Maa” de Koto Kaur, ya está disponible en las diversas plataformas digitales incluyendo Spotify y la pueden escuchar y descargar a través del link https://distrokid.com/hyperfollow/kotokaur/maa

Sus comienzos se remontan a que trabajó por más de 5 años como ingeniera de grabación y mezcla de las diversas orquestas del reconocido sistema venezolano de música clásica, Sistema de Orquestas, fundado por el maestro José Antonio Abreu, donde compartió entonces, desde el control room, la escena con muchos de sus antiguos compañeros de orquesta, incluyendo el afamado director Gustavo Dudamel. Allí se desempeñó también como productora musical, mientras continuaba desarrollándose como ingeniero, de la mano de los mejores “Tonmeisters” (Maestros del Sonido) del medio, los técnicos de la mayor discográfica clásica en la industria, el sello Deutsche Grammophon, con quienes trabajó mano a mano en distintos proyectos de la OSSBV.

Koto Kaur en su currículo artístico, por demás extenso, se visualiza que lideró el equipo de producción de audio (Venezuela) de importantes proyectos multinacionales, como la banda sonora de la película ganadora de los Golden Reel Awards, “El Libertador” (2013), de Alberto Arvelo; condujo la Pre-Producción (división Clásica) del disco ganador de los Latin Grammys, “Guaco Sinfónico” (2017), antes de mudarse a los Estados Unidos, donde recientemente recibió una nominación a dichos premios, esta vez, como ingeniera de grabación de “Alemorología” (2021), el disco debut de la cantautora emergente, AleMor. Desde su llegada, Vanessa también ha trabajado como Ingeniero (Live) de importantes artistas de la Música Devocional, en festivales de Música Consciente, como su primera inspiración y mentora, Snatam Kaur; ha sido co-productora (Audio) e Ingeniero de festivales vanguardistas en la ciudad de Miami, como el Latine Fest, y ha trabajado con reconocidos productores, músicos e ingenieros de la escena neoyorkina, entre los que figura Andreas Meyer, destacado ingeniero de mastering y el contrabajista Santi Debriano, entre otros.

KoTo Kaur se inspira en la exploración de distintas formas de la música latinoamericana, fusionando elementos del folklore venezolano con instrumentos étnicos del mundo entero y mantras de diversas tradiciones a nivel mundial. Con su propósito de sanar almas y despertar conciencias mediante su propuesta musical, en la que finalmente ha podido unir sus dos pasiones: el yoga y el sonido, Vanessa o Koto Kur, intenta llegar más directamente a la comunidad latina a través de las formas musicales que viven y resuenan en sus sangre desde pequeños, exponiendo herramientas de bienestar de una forma más digerible para algunos que aún pueden llegar a sentir estas prácticas milenarias como algo muy lejano a sí mismos.