Táchira: Umuquena sin maquinaria para abrir paso en vías colapsadas por las lluvias

Táchira: Umuquena sin maquinaria para abrir paso en vías colapsadas por las lluvias

 

En medio del lodo y arriesgando sus vidas, decenas de personas entre niños y adultos mayores, deben transitar diariamente por la aldea Mate de Guinedo en el municipio San Judas Tadeo del estado Táchira, donde las fuertes lluvias han generado derrumbes y deslizamientos en las vías agrícolas y la alcaldía no cuenta con maquinaria para el despeje de las carreteras.

Luz Dary Depablos // Corresponsalía LaPatilla.com 

“Los docentes deben pasar estas adversidades para poder llegar a sus labores diarias”, dijo Jossue Márquez, concejal del municipio San Judas Tadeo, por lo que exige al gobierno regional realizar los respectivos trabajos, a fin de evitar algún accidente que lamentar.

Indicó que esta situación se ha registrado desde hace más de 10 años, pero durante los 16 años de la gestión de la exalcaldesa chavista, Bertzabeth Gandica, no se realizaron trabajos de mantenimiento en la zona, y la maquinaria que pertenecía a la alcaldía desapareció.

Enfatizó que en lo que va de la actual gestión del alcalde Salvador Pérez, el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) no ha aprobado recursos para esta alcaldía, por lo que se les dificulta dar una pronta solución a las comunidades afectadas por las lluvias.

Cabe destacar que recientemente el gobernador chavista Freddy Bernal anunció que 11 alcaldías del estado Táchira recibieron recursos para la reparación de maquinarias y de vías.

Sin embargo, pese a que Umuquena fue una de las primeras zonas afectadas al inicio del periodo de lluvias, no fueron incluidos en esa lista.

La exalcaldesa chavista, que sí recibió recursos del FCI, tiene 74 denuncias en su contra por presunta malversación de recursos, y hasta la fecha funcionarios de la Fiscalía y Contraloría General del régimen no han iniciado ningún tipo de investigación al respecto, pese al daño que ha generado en la población de San Judas Tadeo el no contar con maquinaria para el despeje de vías.