Nuevas incursiones militares al sur de Bolívar aterrorizan a pequeños mineros

Nuevas incursiones militares al sur de Bolívar aterrorizan a pequeños mineros

 

Desde hace días, una incursión militar tomó por sorpresa a los mineros de Sierra Imataca, en Tumeremo, al sur del estado Bolívar.

Por Pableysa Ostos / Corresponsalía lapatilla.com

A pesar de que las minas están a varios kilómetros del pueblo, la gente estaba al tanto de lo que sucedía.

Habían escuchado las denuncias de los mineros, las protestas que se venían desarrollando y hasta habían vivido el cierre de los comercios por más de 24 horas.

Pero este viernes 28 de octubre, lo que ellos creían que estaba a kilómetros de sus casas, se apostó desde muy temprano en las calles de Tumeremo.

Unidades militares y de varios organismos de seguridad transitaron por el lugar. Algunos funcionarios se apostaron en ciertas esquinas del pueblo con armamento en mano.

Mientras, el sonido estrepitoso de los helicópteros y los aviones Sukoi, obligaba a los habitantes de Tumeremo a mirar con terror hacia el cielo.

 

Nuevas incursiones militares al sur de Bolívar aterrorizan a pequeños mineros

 

Los comentarios van y vienen de casa en casa, de negocio en negocio, pero nadie tiene claro qué es lo que pasa.

Una fuente militar le señaló al equipo de La Patilla que “se trata del comienzo de una operación militar. Se estima que en las próximas horas el GJ Domingo Antonio Hernández Lárez, Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb) se traslade hasta el lugar”.

En la cuenta de Instagram de la Zona Operativa de Defensa Integral Bolívar, se publicó que las operaciones se llevan a cabo para “luchar contra el narcotráfico, la trata de personas y la minería ilegal en el estado Bolívar”.

 

Nuevas incursiones militares al sur de Bolívar aterrorizan a pequeños mineros

 

“Venezuela es territorio de paz, la Fanb continuará siendo garante de nuestra independencia y nuestra libertad. No permitirá la existencia de grupos paramilitares armados que violenten el Estado de Derecho en el país”, sumaron en su post por la red social.

Vale recordar que esta es la segunda incursión militar en menos de tres meses en el municipio Sifontes.

Abusos y atropellos

 

Nuevas incursiones militares al sur de Bolívar aterrorizan a pequeños mineros

 

Un habitante de la población, ubicada en el municipio Sifontes, señaló que “todo está militarizado. Hay tanquetas, carros tanques, convoyes, aviones, helicópteros, todo. Desde hace unos días se vienen efectuando estas operaciones militares, pero han intensificado la llegada de las unidades militares y de otros organismos”.

“Lo que se presume es que harán incursiones militares a las distintas minas de Tumeremo. Se están metiendo en los diferentes sectores de aquí, haciendo allanamientos sin ningún tipo de orden judicial. Deteniendo y atropellando a la gente. Hay alcabalas en las entradas de los sectores, el pueblo está atemorizado”, denunció la persona.

En medio de la confusión que existe actualmente en la zona minera, los afectados cuestionan el procedimiento, debido a que “entraron a la mina Sierra Imataca alegando que esta es ilegal”, un argumento sin fundamento, pues todos los equipos que se llevan para las distintas minas tienen que ser comprados obligatoriamente en la Corporación Venezolana de Minería (CVM), donde piden la guía de traslado de esos equipos para las diferentes minas.

“En las alcabalas hay un personal de CVM, que revisa la guía que ellos dan, es decir, su procedencia. No se explica cómo los militares dicen que se está trabajando la minería ilegal cuando la CVM autoriza el traslado de esos equipos para las distintas minas. Entonces es algo contradictorio”, denunciaron afectados.

Pagos a CVM

 

Nuevas incursiones militares al sur de Bolívar aterrorizan a pequeños mineros

 

Ejemplifican que los insumos mineros deben ser comprados obligatoriamente a la Corporación Venezolana de Minería (CVM).

“Se paga un impuesto para el traslado de estos equipos. Aparte de eso, el minero le paga un plan de arrime a la CVM. Todo va a la CVM en una zona ruta. Es algo ilógico que vengan las fuerzas militares a destruir los equipos que se le han comprado legalmente ante la CVM, la cual es del Estado”.

“No están respetando la integridad de nadie. En Sierra Imataca quemaron hasta la iglesia cristiana, así como la casa del consejo comunal, el cual está legalmente constituido ante el Ministerio de las Comunas. Todo lo quemaron, alegando minería ilegal. Pero si la CVM está dando las guías de movilización y se paga plan de arrime, ellos están avalando esos espacios como legales, así como también al minero”, añadieron.

Poblaciones en protesta

Por su parte, este viernes 28 de octubre también realizaron una protesta los pequeños mineros de la población de Nacupay en El Callao, al sur del estado Bolívar.

“Nos concentramos hoy en rechazo a los abusos y atropellos que está llevando a cabo las fuerzas militares, en especial el Grupo de Protección del Arco Minero del Orinoco (GPAMO) desde hace varios días. Acosando a trabajadores de la pequeña minería, lo cual nos está llevando a la quiebra”.

En la población de El Dorado también se mantienen alertas a la situación para sumarse a las protestas que se vienen desarrollando.

Hace menos de 10 días, tanto en Tumeremo como en El Dorado, los comerciantes realizaron una manifestación que denominaron “hora cero”.

“Desde acá exhortamos a las autoridades, a los entes competentes, al presidente Nicolás Maduro y al fiscal general, Tarek William Saab, y a todas las competencias para que cesen los atropellos y la violación a los derechos humanos que hoy en día estamos sufriendo los pueblos del sur de Venezuela”, denunció una vocera de El Dorado en el municipio Sifontes.

“Están atropellando a la población minera, quemándoles las cosas personales y equipos de trabajo. No están respetando ni siquiera la figura del consejo comunal, que está legalmente constituido”, denunciaron.