Comerciantes en Valencia se preparan para la época decembrina con fallas en el suministro de combustible y electricidad

 

Las deficiencias en los servicios públicos, sumado a las fallas en el suministro de combustible, siguen complicando las operaciones del sector comercio en Valencia, que se mantiene a la expectativa ante la llegada de la época decembrina.

Por Corresponsalía

El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Lorenzo Araujo, indicó que la intermitencia para abastecerse de combustible y las constantes interrupciones del servicio eléctrico afectan la actividad comercial.

Aseguró que pese a las problemáticas, los comerciantes están preparados para recibir a los clientes.

Explicó que algunos han optado por comprar plantas eléctricas, pero se les hace difícil conseguir el combustible para su funcionamiento. “Hay comercios que no pueden establecerse con plantas eléctricas, por ejemplo, las tiendas de lavado y planchado, porque necesitan muchísima carga energética para realizar sus operaciones, por lo cual sí se ven afectadas por las fallas en los servicios públicos”, afirmó.

El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia informó que para el cierre de este año, estiman un crecimiento de alrededor de 8% en el sector, con respecto a 2021.

Explicó que desde enero a mayo de este año, registraron un crecimiento sostenido. Sin embargo, en el segundo semestre del año hubo una disminución, debido a la implementación del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras.

“Esto redujo un poco la proyección que se venía teniendo en el crecimiento. En el segundo semestre hubo una disminución, nosotros pensábamos que íbamos a tener crecimiento de 15% para el cierre del año. Sin embargo, estas proyecciones fueron ajustadas y estimamos que estará cerca del 8% este año”, señaló.

La Ley de Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (Igtf) entró en vigencia en el año 2016, pero en febrero de este 2022 sufrió una reforma que fue publicada en Gaceta Oficial Extraordinaria, número 6687, del pasado 25 de febrero.

Una de las modificaciones es que todas las transacciones que sean en divisas y criptomonedas incorpora el cobro de una alícuota de 3%.

 

Lorenzo Araujo, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia