Los líderes constitucionales, por Rafael Veloz García @Rafaelvelozg

El Estatuto que Rige la Transición en Venezuela de la legítima Asamblea Nacional, que tiene como pilar fundamental el artículo 233 constitucional, impone a los parlamentarios la misión histórica de preservar los activos del país en el exterior y buscar los caminos para que se cumplan conforme a las leyes los procesos electorales y se imponga la legitimación de los derechos políticos de los venezolanos dentro y fuera del territorio nacional. Esta misión histórica que le corresponde a la Asamblea Nacional requiere de un profundo plan estratégico y táctico, en el cual los ciudadanos de acuerdo a su naturaleza, responsabilidad y a sus facultades en el marco de sus profesiones u oficios, con un perfil de líderes sociales (entiéndase esto desde sus colegios profesionales, sindicatos, organizaciones de corte social, etc.), puedan articularse y lograr la conexión propia dentro sus funciones. En tiempo de dictadura, que es el momento en que nos encontramos, esa responsabilidad y propósito que tienen esos lideres, lejos de disminuir o ser anulados, deben ser asumidos como herramientas para el restablecimiento de los derechos políticos de todos los ciudadanos.

Con base en lo anterior, hay que recordar que los colegios profesionales tienen una misión espécifica que cumplir, pero en tiempo de dictadura el deber ser es que esa misión vaya más allá, porque como organizaciones democráticas que son, tienen que ir también en búsqueda del restablecimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. Y es en esa tarea en que estamos enfocados en este momentos.

De tal forma, que estos líderes deben transformarse de líderes sociales a líderes constitucionales. Y como la conformación de la sociedad es tan diversa y tan expansiva, requiere un modo de actuación que haga funcionar el orden democrático en forma ordenada, como cuando existe el estado de derecho. Pero cuando no lo hay, cuando hay dictadura, la construcción tenemos que hacerla y la estrategia hay que diseñarla. Y en tal efecto hemos venido trabajando, porque la legítima Asamblea Nacional tiene igualmente una misión muy específica en ese sentido, que es facilitar los caminos para que este liderazgo confluya en un solo sentido en la autopista que conduce al restablecimiento de la democracia. Esto va en dos momentos: el primero es que el trabajo de la unidad tenga un efecto en la elección primaria, que sea un gran movilizador de la conciencia y de la acción, para que sea una primaria más allá de Plataforma Unitaria Democrática, que permita además que los venezolanos estén donde estén puedan ejercer sus derechos políticos. Y en segundo momento, que si bien las organizaciones políticas tienen su propósito claro y está establecido en la constitución, ahora deben sincronizarlo con las organizaciones de corte social. Es ahí donde aparece la necesaria incorporación de los principales líderes, como son por ejemplo los más prestigiosos abogados del país, que tienen que estar a disposición del proceso de primaria para estar atentos y cooperar en las mesas electorales. Igual con las personas de los gremios profesionales, de los sindicatos, los catedráticos, etc., que tendrán las propuestas sobre los temas de atención urgente en los primeros meses de la etapa de la reconstrucción de Venezuela. Entonces, estamos hablando de una fusión, pero una fusión colegiada con los partidos políticos para enfrentar a la dictadura. Más todavia, porque también es para reconstruir a la sociedad venezolana.
Esta gran fusión es de partidos políticos más sociedad organizada. En este sentido, mi oficina parlamentaria está a disposición de todos los líderes sociales del país, para que juntos transitemos por esa autopista construida de integración y de unidad. Repito, estoy por completo a la orden.

…………………………………………..

 

Al llegar a este punto hay que traer a colación lo que es el liderazgo transformacional, porque para allá tenemos que ir.

El liderazgo transformacional lo que busca es fortalecer el liderazgo social y político que está en la calle, lo que quiere decir que es mucho más que fortalecer el liderazgo personal. Por eso es que el presidente Juan Guaidó ha dicho que esto va más allá de nuestras personas y que tenemos que dejar de lado nuestros egoísmos y nuestros personalismos.
El liderazgo transformacional logra el encuentro de los líderes y se fundamenta en valores, por lo que deja atrás el irrespeto entre los actores políticos, para enfocarse por completo en el bienestar de los ciudadanos. Este es el modelo de políticos que los venezolanos quieren que seamos, es decir, que respeten la carta magna, que sean capaces de entenderse, de actuar con la verdad, que es lo que les otorga credibilidad, aparte de accionar en función de la gente, para que alcancen una mejor calidad de vida. Eso también los hace auténticos líderes constitucionales.

Concluyo con un llamado que hacemos desde la legítima Asamblea Nacional para convertirnos en agentes del liderazgo transformacional, para que todos los líderes se sincronicen y se unan en causas comunes como son la democracia, la justicia y la libertad. En eso hemos estado trabajando y dispuestos a ello ya se han acercado líderes de todo el país, por lo que en las próximas semanas vamos a realizar una puesta en escena de los principales liderazgos de sociedad por la unidad.

Estén atentos…


Dr. Rafael Veloz García, diputado a la Asamblea Nacional y al Parlasur electo en 2015;expresidente de la Federación Interamericana de Abogados (FIA); miembro de la dirección nacional de Voluntad Popular, VP.