El mayor secreto del muchacho sin piernas que protagonizó el show de la inauguración del Mundial

Con Morgan Freeman en la presentación de Qatar 2022

 

Avanza el joven Ghanim a través del escenario en medio del estadio al Bayt, en la ciudad Al Khor. A su alrededor, un ‘mar’ de 60.000 almas y de luces azuladas que parpadean. Se mueve solo con sus brazos y manos, ya acostumbradas al tacto con el suelo. Hasta que el reconocido actor Morgan Freeman llega a su encuentro desde el lado opuesto. Si se tratara de una película (la vida de Ghanim bien podría serlo), un ‘flashback’ llevaría a los espectadores al instante mismo en que su madre, Eman Obaidly, le dijo a su esposo estas palabras: “Yo seré su pierna izquierda y tú serás su pierna derecha”.

Por: El Mundo

Ghanim Al Muftah, la ‘pareja’ en Qatar de Morgan Freeman, fue una de las estrellas de la ceremonia de inauguración del Mundial. Pero antes de convertirse en embajador de la FIFA en el país de Medio Oriente, el joven de 20 años ya era muy famoso por su presencia en redes sociales -en Instagram le falta poco para llegar a los 4 millones de seguidores-, sus labores filantrópicas y sus ya incontables proezas.

“Nada es imposible”, es su mantra de vida. Cuando él y su hermano gemelo, Ahmed, aún estaban en el vientre de su madre a Ghanim le diagnosticaron con el Síndrome de Regresión Caudal, una condición que impidió el normal desarrollo de sus piernas.

Su historia, como si se tratara de la trama de un filme (y bien podría serlo), empieza con una decisión. La de su madre, protagonista invisible de los logros de su hijo. Con esas palabras que pronunció poco antes de los 4 meses de gestación tras el diagnóstico que entró en su vida como una sentencia de muerte.

Puedes leer la nota completa en El Mundo