Vuelve la crisis y los chanchullos por la gasolina en Carabobo

Vuelve la crisis y los chanchullos por la gasolina al occidente de Carabobo

 

 

 

La crisis por la gasolina vuelve al occidente de Carabobo, en donde desde hace aproximadamente 15 días el suministro del combustible está fallando, incluso en la estación dolarizada.

Corresponsalía lapatilla.com

En la única estación de servicio que hay en Montalbán no reciben ni una gota de gasolina desde hace al menos dos semanas, en Miranda se repite la situación refirieron los habitantes de la zona; mientras que en Bejuma, en donde hay cinco estaciones una de ellas dolarizada, ha llegado en contadas oportunidades.

En la estación que está dentro del poblado de Bejuma llegó gasolina el 1 de diciembre, después de semanas sin poder equipar para las placas 5 y 6, desde las 5:00 am se formaron las colas con la esperanza de equipar, pero el suministro estuvo marcado por caos y descontentos, según denunciaron usuarios a través de las redes sociales, en la que señalaron como responsables del caos a los efectivos castrenses a cargo.

Fernando García, usuario, denunció que después de muchas horas en cola, les informaron que solo le equiparían 30 litros a cada carro, pero al finalizar la jornada la realidad fue otra. “Después bajaron a 20 litros, enseguida bajaron a 10 litros y terminaron con 5 litros”, aseguró mostrando un tiquete en el que se ve el despacho de la referida cantidad, hecho que indignó a los conductores.

Estaciones trabajaban bien antes de la supervisión de PDVSA

Una fuente ligada a la organización del suministro en Bejuma explicó que entre octubre y la primera semana de noviembre llegaba suficiente gasolina a la zona, al punto que hasta empezaron a trabajar los domingos y despachaban todas las placas “la gente ya ni huella tenía y seguía llegando gasolina”, aseguró.

Pero el 9 de noviembre llegó una supervisión de PDVSA a las estaciones de servicio subsidiadas y obligó a los encargados a ceñirse al cronograma de despacho por placa. Una representante de la estatal garantizó que llegaría gasolina a diario para que todos pudieran equipar, pero esto no se cumplió.

“Una semana después de su visita empezó a fallar el suministro, no sabemos qué está pasando, no nos explican y lo poco que llega los funcionarios hacen su agosto, ves carros echando dos y tres veces, sin hacer cola y te dicen que son casos sociales, hasta cuándo”, refutó la fuente.

Indicaron que la gente se ve obligada a ir a Valencia en donde están surtiendo sin mayores contratiempos o comprarla “bachaqueada” hasta en 1.5 dólares el litro.