De la ciencia ficción a la realidad: “úteros artificiales”, una visión espeluznante del embarazo en el futuro (Imágenes)

Así es como podría verse el embarazo en el futuro (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

La primera “instalación de útero artificial” del mundo es una visión espeluznante del embarazo en el futuro

Esta es la primera instalación de matriz artificial del mundo, y le permite elegir las características del bebé de un menú.

Por Metro
Traducción libre de lapatilla.com

EctoLife es capaz de criar 30.000 bebés al año, se basa en más de cincuenta años de investigación científica innovadora.

EctoLife dice que sería capaz de criar 30.000 bebés al año (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

El concepto es una creación de Hashem Al-Ghaili, un biotecnólogo y comunicador científico con sede en Berlín.

Al-Ghaili asegura que las instalaciones permitirían a las parejas infértiles concebir un bebé y convertirse en los verdaderos padres biológicos de su propia descendencia.

Un llamado “Paquete Elite” le permitiría modificar genéticamente el embrión antes de implantarlo en el útero artificial.

Las preocupaciones éticas impiden que el concepto se convierta en realidad (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

Se puede elegir todo, desde el color de los ojos y el cabello hasta la fuerza, la altura y la inteligencia, y se pueden evitar las enfermedades genéticas hereditarias.

Hashem explica que “presentamos EctoLife, la primera instalación de matriz artificial del mundo, que funciona completamente con energía renovable. Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 300.000 mujeres mueren por complicaciones del embarazo. El útero artificial EctoLife está diseñado para aliviar el sufrimiento humano y reducir las posibilidades de cesáreas. Con EctoLife, los partos prematuros y las cesáreas serán cosa del pasado”.

Los padres pueden ver cómo se desarrolla su bebé dentro de la cápsula (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

Hashem ofrece una solución para las mujeres a las que se les extirpó el útero quirúrgicamente debido al cáncer u otras complicaciones. También podría ayudar a los países que sufren una grave disminución de la población, incluidos Japón, Bulgaria, Corea del Sur y muchos otros.

Hashem cree que la tecnología ya está disponible y que solo las restricciones éticas impiden que el concepto se convierta en realidad, “cada una de las características mencionadas en el concepto está 100% basada en la ciencia y ya ha sido lograda por científicos e ingenieros. Lo único que queda es construir un prototipo combinando todas las características en un solo dispositivo”.

Los padres podrían modificar genéticamente a sus hijos para personalizar al niño que reciben (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

Según Hashem “en términos de plazo, realmente depende de las pautas éticas. En este momento, la investigación con embriones humanos no está permitida más allá de los 14 días. Después de 14 días, los embriones deben destruirse debido a preocupaciones éticas. Si estas restricciones éticas se relajan, le doy de 10 a 15 años antes de que EctoLife se use ampliamente en todas partes. Agregue a eso cinco años de conciencia pública y educación para ayudar a las personas a ser más receptivas a la tecnología”.

La instalación cuenta con 75 laboratorios altamente equipados, cada uno con capacidad para albergar hasta 400 cápsulas de crecimiento o úteros artificiales.

Cada cápsula está diseñada para replicar las condiciones exactas que existen dentro del útero de la madre. Un solo edificio puede incubar hasta 30.000 bebés criados en laboratorio por año.

Las actualizaciones sobre el desarrollo del bebé se pueden ver en una aplicación de teléfono inteligente (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

Las cápsulas están equipadas con una pantalla que muestra datos en tiempo real sobre el progreso del desarrollo del bebé. Los datos también se pueden ver a través de una aplicación de teléfono.

Hashem explica que “EctoLife permite que su bebé se desarrolle en un ambiente libre de infecciones. Las vainas están hechas de materiales que evitan que los gérmenes se adhieran a sus superficies”.

Cada cápsula de crecimiento cuenta con sensores que pueden monitorear los signos vitales de su bebé, incluidos los latidos del corazón, la temperatura, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y la saturación de oxígeno.

“El sistema basado en inteligencia artificial también monitorea las características físicas de su bebé e informa sobre posibles anomalías genéticas”, agregó Hashem.

Cada cápsula contendría altavoces para reproducir palabras y música para los bebés (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

Debido a que se cree que los bebés reconocen el lenguaje y aprenden palabras mientras aún están en el útero, las cápsulas de crecimiento EctoLife cuentan con altavoces internos que reproducen una amplia gama de palabras y música para su bebé.

Una aplicación permite elegir la lista de reproducción que escucha el bebé y la capacidad de cantarle directamente para familiarizarse con su voz antes del nacimiento.

“Nuestro objetivo es brindarle una descendencia inteligente que realmente refleje sus elecciones inteligentes”, dice Hashem.

“Paquete élite”

El paquete Elite le permite modificar genéticamente el embrión antes de implantarlo en el útero artificial.

Una declaración explica que “si desea que su bebé se destaque y tenga un futuro más brillante, nuestro paquete Elite le ofrece la oportunidad de modificar genéticamente el embrión antes de implantarlo en el útero artificial. Gracias a la herramienta de edición de genes CRISPR-Cas 9, puede editar cualquier rasgo de su bebé a través de una amplia gama de más de 300 genes. Mediante la ingeniería genética de un conjunto de genes, el paquete Elite le permite personalizar el color de ojos, el color del cabello, el tono de piel, la fuerza física, la altura y el nivel de inteligencia de su bebé”.

La instalación contaría con 75 laboratorios altamente equipados, cada uno capaz de acomodar hasta 400 cápsulas de crecimiento o úteros artificiales (Créditos: Hashem Al-Ghaili / SWNS)

 

“También le permite corregir cualquier enfermedad genética hereditaria que sea parte de su historial familiar para que su bebé y su descendencia vivan una vida sana y cómoda libre de enfermedades genéticas”, señaló Hashem.

Cada grupo de cápsulas está conectado a dos biorreactores centrales. El primer biorreactor contiene nutrientes y oxígeno, que se le suministran a su bebé a través de un cordón umbilical artificial.

Este biorreactor también contiene una solución líquida que sirve como líquido amniótico que rodea a los bebés en el útero de la madre. Es rico en hormonas vitales, factores de crecimiento y anticuerpos que sostienen el crecimiento y desarrollo de su bebé.

Gracias a un sistema controlado por inteligencia artificial, cada bebé recibe nutrientes personalizados a la medida de sus necesidades.

El segundo biorreactor está diseñado para eliminar los productos de desecho producidos por los bebés, que son transferidos por un cordón umbilical artificial. Con la ayuda de una delicada capa de enzimas diseñadas, el segundo biorreactor puede reciclar los productos de desecho y convertirlos nuevamente en nutrientes útiles. De esta manera, la instalación garantiza un suministro constante y sostenible de nutrientes frescos para su bebé.

El proceso de nacimiento se realiza presionando un botón.

Una declaración explica que “EctoLife le brinda una alternativa segura y sin dolor que la ayuda a dar a luz a su bebé sin estrés. El proceso de entrega es fluido, conveniente y se puede realizar con solo presionar un botón. Después de descargar el líquido amniótico del útero artificial, podrá sacar fácilmente a su bebé de la cápsula de crecimiento. Todo está perfectamente diseñado para que usted y su pareja puedan disfrutar del proceso de entrega“.