Dinorah Figuera: Consolidar la Unidad, despartidizar activos y rendir cuentas, es el compromiso de esta nueva AN

 

Dinorah Figuera no se amilana con amenazas. Acostumbrada a la lucha social y a patear calle desde que era estudiante universitaria, se enfrentó en diversas oportunidades no solo a los cuerpos de seguridad del Estado en tiempos de democracia, sino también a los grupos de choque creados por el gobierno desde que Hugo Chávez asumió la presidencia de la República en 1999.

Esta catiense de nacimiento no se anda por las ramas a la hora de llamar a las cosas por su nombre. En su momento, criticó a los “perros de la guerra” que comercializaron con el hambre de los venezolanos y a quienes no les importó que más de 70 mil toneladas de alimentos -importados por PDVAL, subsidiaria de Petróleos de Venezuela, para ser distribuidos a través de la red estatal Mercal- se pudrieran en containers en el puerto de La Guaira, a sabiendas de que millones de venezolanos estaban pasando hambre.

Estas acusaciones obtuvieron por respuesta amenazas de parte de sus colegas parlamentarios del partido de gobierno en 2010, así como algunos ataques físicos en aquellos lugares adonde llegaba para denunciar uno de los hechos de corrupción más importantes cometidos por funcionarios del PSUV.

También la vimos al frente de las protestas generadas a partir de marzo de 2017, cuando la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, emitió la sentencia Nro. 156 mediante la cual usurpó las competencias de la Asamblea Nacional de Venezuela, violando flagrantemente la Constitución; usurpación que constituyó un golpe de estado judicial, al disolver de facto, al parlamento venezolano, despojándolo de sus competencias constitucionales.

La agresión física sufrida a manos de colectivos armados ubicados en las adyacencias del Ministerio Público, quedó documentada sin que hasta la fecha haya responsables.

No obstante, su firme posición frente al asesinato de Fernando Albán, a manos del SEBIN, el 8 de octubre de 2018, fue la gota que colmó el vaso. Y las amenazas se tradujeron en persecución y amedrentamiento, situación que, a su pesar, la llevó a abandonar el país para proteger su vida y la de su hija.

Desde el 5 de enero de 2023 es la nueva presidenta de la Asamblea Nacional. Y desde el exilio, Dinorah Figuera, médico cirujano de profesión, graduada en la Escuela Luis Razetti, de la Universidad Central de Venezuela -promoción 1991-, ofreció sus primeras declaraciones como cabeza del parlamento venezolano, a través de las cuales ahondó cuáles serán las próximas acciones de la Asamblea Nacional, palestra desde la que, enfatizó, “tenemos que ser testimonio de lucha”.

-¿Por qué la junta directiva de la legítima AN está en el exilio?

-Como muchos venezolanos, fui forzada a salir debido a la persecución que sufrí por parte de las fuerzas del régimen, que había comenzado cuando fui electa diputada en 2010, pero que aumentó exponencialmente en 2018 cuando denuncié que el régimen era responsable del asesinato de Fernando Albán. Un compañero diputado me avisó que el SEBIN venía por mí, tuve que refugiarme en la Embajada de Francia un par de semanas, después logré salir y ahora estoy en España. Me enfrenté muchas veces a los colectivos armados del régimen, quienes en reiteradas ocasiones me amenazaron.

Además, los partidos políticos apoyaron la decisión de que la nueva directiva para este período estuviera fuera de Venezuela, por varios motivos. El primero, para garantizar la seguridad de la junta directiva ante las posibles arremetidas del régimen, como la que ocurrió el día jueves con la designación de dos fiscales del Ministerio Público, con la tarea de investigar y sancionar delitos de corrupción relacionados con los nombramientos hechos por la AN.

Asimismo, una de nuestras tareas, junto a Marianella Fernández y Auristella Vázquez, es recuperar e incrementar el apoyo internacional que ha disminuido en los últimos años. Contamos con el apoyo de más de 62 países y esa cantidad, con el pasar de los años, se ha reducido paulatinamente. Es nuestra responsabilidad reconstruir dichas relaciones para garantizar que también los más de 7 millones de migrantes cuenten con mecanismos para la regularización de su estatus migratorio e iniciativas que los apoyen.

-¿Cuáles son las ventajas?

-Tener una mayor libertad para denunciar los atropellos y las violaciones de Derechos Humanos que ocurren en Venezuela, así como mayor capacidad para articular con aliados internacionales que quieren la restauración de la democracia en Venezuela.

Otra gran ventaja de estar afuera es poder contribuir, desde la institucionalidad del parlamento, a la organización de los más de 7 millones de venezolanos que se han tenido que marchar del país a causa de la emergencia humanitaria compleja que ocasionó Maduro.

En este momento, y con miras a unas elecciones presidenciales en Venezuela, más que nunca es indispensable la presión de los venezolanos que están dispersos por el mundo.

Dinorah Figuera: Consolidar la Unidad, despartidizar los activos y rendir cuentas, es el compromiso de esta nueva Asamblea Nacional-¿Cuáles son los obstáculos?

-Obviamente, existen barreras en términos operativos que implica que no podemos llevar las sesiones presencialmente. Pero esa misma dinámica ha venido ocurriendo los dos últimos años cuando se decidió llevar adelante las sesiones de manera virtual. Lo importante en este caso es cómo, desde la Asamblea Nacional, se contribuye con los próximos pasos de la lucha política: 1) relanzamiento de la Unidad, 2) lucha por condiciones, 3) negociación de México, 4) primarias y elección presidencial.

Proteger los activos de la nación

Además de su trayectoria como diputada a la Asamblea Nacional, Figuera se ha desempeñado en otros cargos públicos que le han permitido ganar experiencia y asumir, con conciencia plena, la responsabilidad que implica rendir cuentas a los venezolanos, mandantes y beneficiarios de las políticas públicas.

Siempre desde el poder legislativo, primero como Concejal Metropolitana de Caracas entre 2000 y 2004, luego como concejal del municipio Libertador de Caracas entre 1995 y 2000 y finalmente como diputada a la Asamblea Nacional para el período 2010 – 2015 y 2015 hasta la fecha, Figuera ha hecho hincapié en la lucha contra la corrupción administrativa.

-¿De qué manera se va a garantizar la protección de los activos en el exterior?

-La AN va a designar una comisión ejecutiva conformada por técnicos calificados y profesionales que estarán dedicados a garantizar la gestión transparente y eficiente de los activos. Esta comisión deberá rendir cuentas a toda la AN sobre los activos.

Hasta el día de hoy, lo que ha garantizado la protección de los activos son las disposiciones de los gobiernos aliados, las llamadas licencias. De lo contrario, ya los acreedores se hubieran tomado esos activos embargados por el régimen de Maduro.

Tenemos un compromiso medular de despartidizar los activos, por eso vamos a insistir en los controles y la rendición de cuentas; vamos a pedir auditorías, porque somos los primeros interesados en que el manejo de estos activos sea transparente.

-Entonces ¿Cuáles serían los primeros pasos como presidenta de la AN?

-Lo primero es la Unidad. Sin unidad no hay forma de lograr el cambio político para el país. Este proceso ha dejado algunas heridas que no son incurables, pero que deben atenderse cuanto antes. Todas las fuerzas políticas debemos entender que aquí lo importante es salir de la dictadura. Ese es el fin superior y el que debe prevalecer por encima de cualquier diferencia. Necesitamos una nueva Unidad abierta a la sociedad civil.

Necesitamos un nuevo liderazgo que resulte electo en unas elecciones primarias y necesitamos reforzar nuestra lucha por condiciones electorales. Esas son algunas de las primeras tareas que tengo.

Todas estas acciones tienen como objetivo generar un proyecto país, una alternativa a lo que vivimos actualmente. Queremos que la unidad vaya acompañada con acciones que contribuyan a la reconstrucción del país. Es lograr la unión de todos los sectores, más allá de los políticos, es incluir a todos los sectores de la sociedad, a los maestros, a los agricultores, a los profesionales, a los jóvenes, a las personas mayores, a través de un plan para avanzar y que nadie se quede atrás contando con todos los recursos que tenemos en Venezuela y lograr el primer paso que todos aspiramos: el cambio político en Venezuela.

-¿En qué se diferencia de Juan Guaidó?

-Aquí no hay que buscar diferencias, sino las cosas que nos unen. Juan Guaidó hizo un enorme sacrificio, al igual que todos los diputados, y eso se lo reconocemos. Yo creo que siendo de Catia, viniendo de las luchas por los derechos sociales del pueblo, puedo aportar a que la AN fortalezca su relación con los gremios y la sociedad organizada. Necesitamos recobrar la credibilidad para volver a tener una Unidad total contra la dictadura de Maduro.

Asumir los errores y aprender de ellos

Dinorah Figuera habla con la humildad que la caracteriza -la misma que la llevó junto a su firme voluntad y perseverancia, a superar un cáncer en 2006-, sobre la necesidad de enamorar de nuevo a los venezolanos, enamorarlos con hechos y no con palabras.

De hecho, asume para sí el dicho “acciones hacen corazones”. Y asegura que aportará, sin mezquindad alguna, todos sus conocimientos y experiencia política y social para retomar la senda correcta.

-¿Cómo hacer para recuperar la unidad de la oposición?

-Lo primero, reconociendo los errores y asumiendo que nos equivocamos. Y aprender de ellos. La Unidad de toda la sociedad venezolana, es uno de los principales activos que hay que recuperar y proteger y eso es tarea de esta AN, con todos los factores políticos.

Lo segundo, mirando hacia adelante y observando los enormes desafíos que tenemos en el corto plazo. El proceso de México debemos afrontarlo en Unidad y con claridad sobre las garantías mínimas requeridas para una elección libre. La elección primaria tenemos que asumirla como una gran oportunidad para reunificarnos, pues quien salga vencedor debe tener el respaldo absoluto de todas las fuerzas políticas.

-¿Cómo lograr que los venezolanos se interesen en la política nuevamente?

-Aquí hay muchos retos. Lo primero, tenemos que ser un testimonio de lucha, dejar atrás las intrigas, las descalificaciones entre nosotros y los episodios que han destruido la moral de la oposición. Hay que recuperar la credibilidad, diferenciándonos del régimen en todos los sentidos: combatiendo la corrupción, vístase como se vista; preocupándonos genuinamente por las necesidades de la gente; y acompañando al país en sus exigencias, que son muchas. Cada diputado debe retomar el contacto con sus regiones, con la gente que les dio un voto de confianza para llevarlos a la Asamblea Nacional.

Lo segundo, es la Unidad y la construcción de un plan político para salir de la dictadura y un proyecto o una visión para reconstruir el país, que incluya a todos los venezolanos donde quiera que se encuentren. Una visión que una a todos los sectores de la sociedad, a los maestros, a los agricultores, a los profesionales, a los jóvenes, a las personas mayores… Un plan para avanzar y que nadie se quede atrás, porque tenemos recursos en Venezuela para hacerlo.

El país, en la medida en que nos vea unidos y con un plan creíble, volverá a reconectarse y a movilizarse. No hay forma de que el venezolano se acostumbre al horror que significa Nicolás Maduro, no hay forma de que el país tire la toalla. No lo ha hecho en 23 años y no lo va a hacer ahora.

Reconstruyendo relaciones internacionales

La nueva presidenta de la AN recuerda que contaron con el apoyo de más de 62 países y reconoce cómo esa cantidad, con el pasar de los años, se ha reducido. En este sentido, asegura que enfilarán acciones destinadas a recuperar el favor de la comunidad internacional.

-¿Cómo serán las relaciones con los países que han apoyado a Venezuela?

-No va a haber un cuerpo diplomático. No se trata de sustituir un Gobierno Interino por otro. Aquí lo que se quiere es volcar todos los esfuerzos en producir una elección libre que nos conduzca a la salida del régimen.

No obstante, está contemplada la designación y/o ratificación de representantes que trabajarán ad honorem para cumplir los roles necesarios. Como mencionaba anteriormente, para nosotros es importante garantizar que los más de 7 millones de migrantes cuenten con mecanismos que permitan regularizar su estatus migratorio e iniciativas que los apoyen.

-¿Está planteado abrir una oficina de enlace en EE.UU?

-No, no está planteado. La articulación con los aliados internacionales seguirá como ha venido existiendo a través de las instancias que tenemos, la plataforma unitaria y la Asamblea Nacional legítima. Como mencioné anteriormente, se designarán o ratificarán representantes ad honorem para cumplir los roles necesarios.

Elecciones primarias presidenciales y Negociación

-¿Cuál es su posición de cara a las primarias?

-La Comisión de Primarias debe saber que cuenta con todo el respaldo de la institucionalidad de la Asamblea Nacional para llevar adelante este proceso. Nosotros creemos que las primarias son un gran paso para el país en la búsqueda de consolidar la Unidad y el liderazgo para enfrentar al régimen. Ahora, para salir del régimen, una primaria no es suficiente. Estamos obligados a generar toda la presión necesaria para que la elección presidencial sea lo suficientemente competitiva y libre.

-¿Qué esfuerzos se plantean llevar desde la AN en relación a las negociaciones de México?

-Actualmente hay una delegación de la Plataforma Unitaria encargada de dicho proceso. Nosotros nos hemos puesto a la orden de la delegación para que cuenten con nuestro apoyo y podamos alinear esfuerzos desde los distintos frentes.

-¿Cómo estima posicionar la legítima AN en Venezuela desde el exilio?

-Trabajando de la mano con los partidos políticos, la sociedad civil, la comunidad internacional e incluso aquellos que, dentro del régimen, quieren cambio. La Asamblea, como lo he dicho, debe ayudar en que ese plan de lucha que viene tenga toda la fortaleza y nos ayude a lograr el objetivo que es la salida de la dictadura. Para ello, debemos contar con el apoyo y legitimidad de todos los que quieren el fin de este régimen.

Y propongo que se finiquiten las descalificaciones de las últimas semanas, las controversias, la pelea fratricida. Este proceso debe cerrarse. Debemos estar por encima de la pelea chiquita, el país nos los exige. No caigamos en acusaciones y señalamientos. Todos estamos en el mismo barco, remando en la misma dirección. Nuestro adversario está en Miraflores.

-¿Cómo manejar el tema de los venezolanos en el exterior ?

-Este es un gran tema. Un venezolano es venezolano donde quiera que esté. Tenemos que dedicar esfuerzos para que los venezolanos accedan a sus derechos de identidad; para que puedan participar en las primarias y en las elecciones presidenciales; pero también para que puedan regularizarse en los países donde hacen vida y así obtengan mejores oportunidades.

Yo he vivido en carne propia lo que significa el destierro, estar lejos de tu familia y de las cosas que te hacen feliz. Es muy duro. Afuera te toca hacer lo que sea, me ha tocado trabajar en muchas cosas que no se asemejan a mi profesión por el simple hecho de que necesito dinero para pagar las cuentas. Ni siquiera apostillé mis documentos en Venezuela. Esa es la realidad de la mayoría de los migrantes venezolanos. A ellos los vamos a defender y que sepan que la legítima AN siempre alzará la voz para que se reconozca su situación. Actualmente, cuido a personas de la tercera edad y colaboró ayudando a venezolanos que han sido forzados a abandonar el país.

Asamblea Nacional