Informe refleja cambios en patrones de violencia en Venezuela en 2022

Venezuela continúa en la cima de la lista de los países más violentos de la región después de Honduras y El Salvador, afirma la más reciente investigación del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

Por Carolina Alcalde / vozdeamerica.com

Los cambios en la economía del país permiten explicar la actuación criminal que “se mueve de acuerdo a las oportunidades que encuentra para la depredación y la apropiación de rentas ilícitas”, expone el más reciente informe anual del OVV.

Según la investigación, una situación de “empobrecimiento generalizado” y “parálisis” de la actividad económica hicieron disminuir la actividad delictiva en años recientes.

Sin embargo, “nuevos procesos”, entre ellos la dolarización, las actividades de minería extractiva y el “lavado de dinero y droga”, así como las remesas familiares, han ofrecido “nuevas oportunidades de actuación al crimen”, lo que explica el resurgimiento de tipos de delitos y violencia que se habían reducido “significativamente”.

En el año 2022 se pudo observar un incremento generalizado de las actividades de extorsión sobre aquellos actores económicos o individuos que tenían acceso a dólares u otras maneras extranjeras”, dice el texto.

Roberto Briceño León, director del Laboratorio de Ciencias Sociales, LACSO, y fundador del OVV, expuso que, así como el crimen organizado se ha concentrado en la extorsión, “el delito no organizado se ha focalizado en los hurtos o robos depredadores de individuos o pequeños o medianos comerciantes”.

Un elemento muy significativo ha sido la aparición de los asaltos en el transporte público, incluso en los homicidios cometidos en los intentos de robo de los pasajeros”, debido a mayor presencia de dólares en efectivo “en los bolsillos” de empleados o trabajadores por cuenta propia que se mueven en autobuses.

Respecto a la situación de los secuestros, que de acuerdo con Briceño León habían disminuido “de manera muy importante” en medio de las restricciones implementadas durante los momentos más álgidos de la pandemia de COVID-19, en los “nueve primeros meses de 2022 hubo más secuestros que en todo 2021”.

En este delito está participando tanto el crimen organizado, que muchas veces lo usa como una forma de concretar una amenaza a los renuentes al pago de la extorsión, así como también de delincuentes aislados o nuevas bandas, que han visto en esto una oportunidad para obtener lucro grande y rápido que les permite armarse mejor y consolidarse”, puntualiza la investigación.

Al menos 10.737 personas murieron por causas violentas en Venezuela el año pasado, lo que representa una tasa de 40,4 por cada 100.000 habitantes, afirma el OVV.

La institución, compuesta por investigadores de varias universidades venezolanas que, ante la “escasez” de estadísticas oficiales, desde hace 12 años presenta informes anuales que dan cuenta del comportamiento de la violencia en Venezuela, resalta que, en comparación con 2021, cuando documentaron 11.081 muertes por causas violentas, “no hay mayor diferencia” en el nivel de violencia.

En el año 2022 hubo un promedio de 26 muertes por día, 180 cada semana y 781 por cada mes. En cuanto a las muertes por intervención policial hubo 3,39 fallecidos diariamente por la acción policial o militar; 23,8 cada semana y 103 cada mes”, añade el informe.

Briceño León explicó que la tendencia a la disminución de muertes violentas que se había experimentado en años anteriores se detuvo en 2022.

Lo que hay es una modificación en la composición interna (…) lo que ha sucedido de una manera muy importante es un incremento en la categoría muertes en averiguación, es una caja negra en la cual se colocan las personas fallecidas y que no se sabe bien a qué causa puede atribuirse”, señaló.

Sin embargo, Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) consideró las cifras como una vía de “generar falsas noticias” que “puede ser un delito penado por la ley”.

Crear alarmas y desinformación en toda la población venezolana. Nuestro país y toda su gente merecen respeto. Nosotros siempre hablaremos con la verdad soportada por los instrumentos científicos”, escribió al repostear la cuenta de un portal noticioso que reflejaba los datos del OVV.