Domingo Alberto Rangel: ¿Es Venezuela un estado laico?

Domingo Alberto Rangel @DomingoAlbertoR

Me perdonan los cegatos pero la llamada oposición, ayuna de criterios, sigue dando tumbos: ¡tanto criticar la autocracia iraní para terminar soñando para Venezuela algo semejante… accidente que por fortuna en un país con la historia nuestra es casi imposible!

Capitaneada por un liderato que finalizada –o casi- la charada interina… rueda por inercia… en la directiva opositora encontraron relevo en parte del obispado católico que merced al Administrador Apostólico de Barquisimeto, monseñor Víctor Hugo Basabe… aprovechando la procesión de la Divina Pastora habló como en los años rudos.

No dijo nada nuevo monseñor Basabe en su homilía y menos propuso una solución o salida a problemas acumulados por décadas.

Problemas que apartando que son conocidos por todos… según nuestra tradición constitucional de estado laico… le corresponde a la ciudadanía sin distingos de creencias religiosas –incluyendo a los ateos- resolver… en paz de ser posible.

Soy católico y alguna vez asistí a la procesión de esa virgen que para mi resulta simpática con su sombrerito campesino y báculo de ovejera hispana. Pero eran años de verdadero fervor y reencuentro.

No esa necedad de estar buscando marcas para figurar en los libros de “records”… o aprovechar la multitud como pistoleros ventajistas para lanzar consignas politiqueras…demagogas y populistas… que según lo que por años aprendí con los jesuitas del San Ignacio… están fuera de lugar… salvo en una guerra.

Y de eso se trata porque la imprudente acción de monseñor Basabe nos trajo como resultado que ahora tenemos una nueva misión cuya finalidad es dotar los templos evangélicos que es como aquí llamamos las religiones cristianas reformadas.

Por ese camino los enfrentamientos terminarían siendo entre ángeles y demonios. Es sabido cómo Europa se desangró en guerras religiosas donde nadie ganó y siempre perdieron los pueblos.

No me parece bien que un país empobrecido por décadas de socialismo salvaje en algunos momentos… y sanciones ilegales que todo lo dificultan… salvo las acciones del poder… solucione sus problemas reparando con los escasos recursos… templos… iglesias… mequitas… sinagogas etc.

Hay prioridades y en la cola mucho antes están las reparaciones de las escuelas… de la infraestructura del país… o resolver los problemas de corrupción, indisciplina e institucionalidad que aquejan a nuestra patria.

Para mí y para muchos liberales esto es básico pero para el país político no parece serlo: no escucho otras voces pidiendo mejor criterio para las decisiones.

Tampoco se escuchan quienes llamen a la dirigencia religiosa católica como lo hago… a dejar de echarle leña al fuego… que Venezuela no ha llegado a la guerra más violenta que la vivida… afortunadamente… por la falta de coherencia de la dirigencia opositora… que lleva dos décadas hablando como terroristas islámicos… y comportándose como los hijos del nuevo rico.

Esto último no merece explicación aparte… todos conocemos historias de boliburgueses y bolichicos… exiliados generalmente en Miami.