Trabajadores públicos en Zulia salen a protestar este #23Ene y exigen cambios en el modelo económico (IMÁGENES)

Trabajadores públicos en Zulia salen a protestar este #23Ene y exigen cambios en el modelo económico

 

 

 

En el marco de la celebración de la democracia en Venezuela este #23Ene, los trabajadores del sector público del estado Zulia salieron a las calles para exigir mejores salarios y beneficios laborales.

Corresponsalía lapatilla.com

En la actividad estuvieron presentes maestros, profesionales de la salud, empleados de las empresas estatales Corpoelec, Pdvsa, Hidrolago y Cantv, así como también sindicatos de empleados y obreros de la Universidad del Zulia, jubilados, pensionados y estudiantes universitarios, entre otros.
Su llamado al régimen es que modifique el modelo económico fracasado para devolver la estabilidad y poder adquisitivo a los venezolanos. Dicen que los trabajadores públicos zulianos no tienen miedo y no abandonarán las calles.

La concentración de las fuerzas vivas de Zulia partió desde la plazoleta de la Basílica en el casco central. Alrededor de 2.000 trabajadores públicos participaron en la protesta y a una sola voz repetían que el régimen les ha robado todo, menos la dignidad.

Marcharon de manera pacífica hasta la plaza Bolívar de Maracaibo y en el recorrido se encontraron con una alcabala de la Policía Nacional Bolivariana y Guardia Nacional, justo frente a la iglesia Santa Bárbara.

El maestro Pedro Incitarte dijo a lapatilla.com que merecen sueldos dignos por el trabajo que realizan por el desarrollo del país. “No estamos pidiendo regalos, solo un pago justo y acordé a la crisis que vivimos”.

 

 

 

 

El 10 de enero cobre 179 bolívares y el próximo 25 de enero cobraré 375 bolívares. Eso no alcanza para nada, somos los encargados de formar al futuro de este país, y el régimen nos retribuye con migajas”, señaló.

Servio Gudiño, trabajador activo de Corpoelec, destacó que como padre de familia salieron a la calle a exigir al gobierno que dignifique los salarios y cese la hostigación y amedrentramiento.

Un salario quincenal de 113 bolívares me motivó a sumarme a las protestas de calle que ejercen los trabajadores públicos en el país. Tengo tres hijos, ¿cómo los mantengo con 6 dólares quincenal? Ya basta de tanto atropello y humillación. Exigimos salarios dignos”, dijo.

Los profesionales de la salud también se sumaron a la convocatoria y pidieron a la ciudadanía no señalarlos ni criticarlos por no acudir a sus puestos de trabajo. Reclamaron que ellos también tienen derecho a una buena alimentación, vestuario y salud de calidad.

Es el momento de salir a exigir los derechos que nos merecemos. Nosotros las enfermeras estamos en la línea de fuego del contagio, atendemos enfermos. ¿Quién nos atiende a nosotros? Nadie, porque el régimen le gusta es la manguangua, nos dan más en bonos que en sueldo. Qué desastre“, dijo una profesional.

Los jubilados y pensionados también estuvieron presente en la concentración. Reiteraron que con 130 bolívares ni siquiera pueden comprar sus medicamentos y mucho menos alimentarse.

Los ancianos aseguraron que no abandonarán la lucha hasta lograr un bien común: aumento de salario acompañado de buenas políticas económicas que no pulverice su pensión.

El mensaje de los trabajadores fue claro y firme: cada semana realizarán una actividad de calle hasta lograr una remuneración digna.