Investigaron al presidente de la federación de rugby de Francia por fraude fiscal

 

El presidente de la Federación Francesa de Rugby (FFR), Bernard Laporte, fue liberado sin cargos este martes unas horas después de haber sido detenido en el marco de una investigación por fraude fiscal, un mes después de ser condenado por corrupción, indicó la fiscalía.

“Fue liberado sin cargos y sin ser presentado a un juez de instrucción”, declaró a la AFP uno de sus abogados, Jean-Pierre Versini-Campinchi.

“Es un caso en el que ha sido implicado por haber estado asociado con amigos del rugby hace mucho tiempo. No se le ha acusado ni de haber defraudado ni de haber recibido dinero alguno”, añadió el letrado.

La Fiscalía Nacional Financiera (PNF) confirmó la liberación del dirigente deportivo horas después de corroborar una información del diario deportivo L’Équipe sobre esta investigación iniciada en agosto de 2020 contra Laporte, apartado temporalmente de sus funciones en la FFR.

“Los policías fiscales lo convocaron para una audición”, declaró a la AFP su abogado Jean-Pierre Versini-Campinchi, quien denunció un “ensañamiento” de la PNF al convocarlo cuando debe escogerse a su sucesor.

Desde lunes y hasta el jueves, los casi 1.900 clubes aficionados deben pronunciarse sobre la candidatura de Patrick Buisson, actual vicepresidente de la FFR, para tomar las riendas de la federación temporalmente.

Bajo presión del ministerio de Deportes y el comité de ética de la FFR, Laporte se apartó de las funciones de presidente temporalmente tras su condena en diciembre a dos años de prisión, con suspensión de pena, por corrupción.

Según una fuente próxima al caso, la nueva investigación es distinta al caso de corrupción, cuya sentencia recurrió el dirigente deportivo de 58 años.

Las pesquisas son también diferentes de las iniciadas por el ministerio público sobre la organización del Mundial de Rugby previsto en Francia en 2023, en este caso por tráfico de influencias, favoritismo y corrupción.

 

AFP