Estudiantes de la Ugma en Maturín “con la soga al cuello” tras aumento de 80% en el costo del semestre

Estudiantes de la Ugma en Maturín “con la soga al cuello” tras aumento de 80% en el costo del semestre

 

 

 

 

Un grupo de estudiantes de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (Ugma), sede ubicada en la ciudad de Maturín, manifestaron lo que consideran como “exorbitante aumento” el costo de la matrícula. En este sentido, los bachilleres expresaron su descontento ante este incremento que ronda el 80%.

Corresponsalía lapatilla.com

El vicepresidente del movimiento estudiantil de esta casa de estudio, Jassirek Sojo, expresó el malestar de muchos estudiantes del núcleo de Derecho, ya que el costo de la unidad de crédito pasó de 15 a 26 dólares en este nuevo semestre.

Indicó que esta cifra representa aproximadamente 550 dólares el semestre para un estudiante regular y 468 dólares para los nuevos ingresos.

“Queremos hacer conocer el descontento de todos los estudiantes ante este considerable aumento de la unidad de crédito y los servicios que prestan. Es un incremento injustificado que nos quieren aplicar. Por ejemplo, la falta de agua en los baños, los salones sin aire acondicionado, no contamos con las herramientas tecnológicas y físicas necesarias para desenvolvernos, en la biblioteca tienen leyes derogadas y en otros casos no cuenta con nuevas leyes”, explicó Sojo.

El bachiller exhortó a todos los estudiantes de la Ugma a acudir a todas instituciones pertinentes para denunciar esta situación, en la que reiteró que no se justifica lo que pagan cada semestre, dadas las inadecuadas condiciones en que se encuentra la universidad.

Por su parte, Badr Sleiman, presidente del movimiento estudiantil, señaló que otra de las irregularidades en esta casa de estudios es el retraso en la entrega de títulos para los egresados, que pueden demorar hasta dos años.

“Se han presentado muchos casos de estudiantes que ya terminaron su carrera, pero no le han entregado sus títulos, y hasta dos años tienen esperando. Con respecto a los carnets, entregamos un presupuesto de 5 dólares por cada documento, pero la universidad envió otro presupuesto de 13 dólares por cada carnet. Después de la pandemia, se vienen presentando incomodidades como salones sin luz, goteras, baños sin agua, auditorio en malas condiciones”, añadió Sleiman.