La Colina y El Samán, urbanizaciones de Barcelona que se echaron a perder por las troneras y la hediondez

Vecinos de La Colina del Samán en Barcelona están “mamados” por las troneras y aguas piches que “perfuman” las calles

 

 

 

Alrededor de 800 familias que residen en las urbanizaciones situadas en los sectores La Colina y El Samán en Barcelona, capital del estado Anzoátegui, diariamente sufren por las pésimas condiciones en que se encuentra la vialidad en esa zona.

Javier A. Guaipo // Corresponsalía lapatilla.com

Algunos afectados aseguraron que el deterioro se ha ido acrecentando a pasos agigantados durante los últimos meses y cada vez resulta más engorroso esquivar los cráteres que lucen las calles.

“Hemos tenido varias roturas de la tubería principal de agua. Normalmente, el personal de Hidrocaribe viene, rompe la vía y repara la falla, pero el hueco queda”, explicó Jesús Natera, habitante del sector La Colina.

Por su parte, Eduina Del Ollo contó que en las noches es imposible salir, porque los huecos impiden que puedan transitar rápido por las vías. Aunado a eso, dijo que la zona es una “boca de lobo” por la carencia de alumbrado público, y ambos problemas son aprovechados por la delincuencia para cometer robos.

“Recientemente se han incrementado los atracos, porque a partir de noviembre quedamos sin luz en el tramo que va desde la urbanización La Borracha hasta Terrazas del Samán, justamente el lugar preferido por los ladrones”, enfatizó.

Vecinos de La Colina del Samán en Barcelona están “mamados” por las troneras y aguas piches que “perfuman” las calles

 

 

 

 

A los problemas de vialidad, carencia de alumbrado público e inseguridad hay que sumarle uno más: las cloacas.

Tanto Natera como Del Ollo afirmaron que frente de la urbanización Terrazas del Samán hay un bote de aguas negras “impresionante”, el cual lleva alrededor de seis meses desbordándose, pero hasta la fecha ningún ente gubernamental se ha preocupado por solventar esta situación.

Del Ollo insistió en que el olor es fuerte y desagradable. Por tal razón pidió tanto al gobernador del estado, Luis José Marcano, como a la alcaldesa del municipio Bolívar, Sugey Herrera, que los asistan en cada uno de los problemas que están afectando a cientos de familias.