Alberto Fernández recibe al canciller alemán con una agenda apuntada al comercio bilateral

Alberto Fernández y Olaf Scholz en una bilateral en junio durante la cumbre del G7.

 

El presidente Alberto Fernández recibirá hoy al canciller de Alemania, Olaf Scholz, en el marco de una gira del mandatario europeo por América del Sur. Estará en Brasil y en Chile, y la Argentina es el primer país que visita. Será recibido por el ministro de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, y el Gobierno buscará ampliar el comercio bilateral, firmar acuerdos de inversiones y lograr financiamiento para proyectos locales. Además, el Presidente buscará posicionarse como líder de la región a nivel internacional, uno de los ejes de su agenda política en la gestión y frente a las elecciones.

Por Infobae

Está previsto que Scholz arribe al Aeropuerto Internacional de Ezeiza a las 17.45, y será recibido por Cafiero, mano derecha de Alberto Fernández, junto a una comitiva integrada por colaboradores, empresarios y periodistas. Una hora después de su llegada, a las 18.45, ambos realizarán la tradicional ofrenda floral en el monumento al Libertador General Don José de San Martín, en la Plaza homónima; de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El momento de recepción del Presidente será a las 19, en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería, donde mantendrán una reunión bilateral. Y media hora después, en simultáneo, el ministro de economía, Sergio Massa, encabezará un encuentro con empresarios y una reunión ampliada con integrantes de ambos países, luego de la cual se firmarán instrumentos en materia comercial.

La jornada será extensa. Por la noche, a las 20.30, el jefe de Estado y Scholz realizarán una declaración conjunta a la prensa en el Patio de Honor. Y a las 21, por último, ambos encabezarán, en el salón Libertador del Palacio San Martin, el cierre del encuentro empresarial con directivos de firmas alemanas y representantes de empresas argentinas. El último canciller que visitó la Argentina fue Angela Merkel, en 2017, cuando viajó al país para ver a Mauricio Macri en un encuentro bilateral.

Según informaron fuentes de la Cancillería y de la Casa Rosada, buscan construir y mejorar la relación política con Alemania, y recordaron que es la tercera vez que Alberto Fernández y el canciller se ven en reunión bilateral. Scholz recibió al Presidente en mayo, en Berlín -fue el primer líder mundial que recibió después de haber sido electo canciller-.

En las charlas de ese momento y en la agenda bilateral figuró principalmente la guerra en Ucrania tras la invasión de Rusia. En ese viaje, el jefe de Estado había estado, también, en Madrid y París. Discutieron sobre la preocupación del “impacto en el sur de la guerra que producen los países del norte”, y hablaron de que la Argentina se transforme en “proveedora segura y estable de energía y alimentos”.

El año pasado, Scholz, en calidad de presidente del G7, invitó a Alberto Fernández a participar de la cumbre que se celebró en Munich, en junio, donde Alberto Fernández se transformó en el primer presidente latinoamericano en hablar y expresar su mirada política en ese foro. El de hoy será, entonces, su tercer encuentro, esta vez en Argentina. Y vendrá con una comitiva importante, cuyos miembros representan los sectores de interés para la relación bilateral. Habrá anuncios de inversión, y se firmarán acuerdos e instrumentos legales y económicos. Al final, se le brindará a toda la comitiva una cena de honor.

En el Gobierno destacaron que Scholz “siempre agradeció” públicamente a Alberto Fernández su denuncia a la guerra en los organismos correspondientes. “Ellos sí leen bien dónde hay que cuestionar las cosas. Reconoció a Alberto su compromiso con la paz, y contra la ilegal guerra de Rusia. Hay interés en las nuevas energías, pero también en las antiguas, y Alemania está buscando nuevos proveedores de energía que nosotros tenemos en Vaca Muerta”, resumió un importante funcionario del Ministerio.

Alberto Fernández viene de ser el anfitrión en la cumbre de la Celac que se celebró en Buenos Aires

 

Y agregó: “Otro tema importante, que ha tomado valor, es que Alberto, Santiago, Lula, hablaron en la Celac de América Latina como zona de paz. Porque estas inversiones necesitan esta estabilidad. Y acá toma un valor y una referencia concreta de por qué es importante eso”.

La estrategia del Gobierno es que la Argentina se convierta en proveedor de alimentos y energía; y Alemania, consideran, “es un gran jugador, que necesita parte de esos recursos que tenemos”. En paralelo, en la Casa Rosada destacaron que sólo en enero vinieron al país el canciller de Japón, el recientemente asumido primer mandatario de Brasil, Lula da Silva, y el hecho de que se haya podido realizar en Buenos Aires la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos. La visita de Scholz en los últimos días del mes es el corolario de esa serie de encuentros con sede en Argentina que en el Gobierno festejaban.