Escándalo en una escuela de policías en Ecuador: detuvieron a cadete por abusar sexualmente de ocho compañeros

La Escuela Superior de Policía ubicada al norte de Quito ha sido el escenario de graves denuncias de crímenes sucedidos dentro del recinto policial. (El Comercio)

Un cadete de la Escuela de Policía de Quito fue detenido como sospechoso de abuso sexual. El delito habría sucedido dentro del recinto policial, ubicado al norte de la ciudad, en contra de otros ocho cadetes de esa institución.

Por: Infobae

La Policía del Ecuador anunció que activaron los protocolos para sancionar disciplinariamente al sospechoso y resaltaron que los miembros de la institución lo entregaron a la justicia, mientras que la Fiscalía del Estado anunció el inicio de una investigación.





“La institución actúa con total transparencia en este hecho y brinda todas las facilidades a los entes de justicia para dar celeridad a las investigaciones que permitan establecer las respectivas responsabilidades penales”, indicó la Policía de Ecuador en un comunicado.

El abuso en contra de los cadetes habría sucedido durante el último fin de semana. El juez que conoció el caso aceptó el pedido de la Fiscalía de mantener en prisión preventiva al sospechoso durante 30 días. El ministro del Interior, Juan Zapata, contó a El Universo que el caso está siendo manejado desde la Escuela de Policía y que la vocera será la directora de la entidad.

La periodista ecuatoriana Arahi Vega indicó que el cadete detenido tocaba a sus compañeros mientras estos dormían. Vega también recordó que hace siete meses, en octubre del año pasado, la madre de otra aspirante a policía denunció una violación grupal que habría sucedido mientras la cadete estaba de guardia en la Escuela.

El femicidio que puso en la mira a la Escuela de Policía

Este recinto policial fue el escenario del trágico femicidio de María Belén Bernal, la abogada y madre quiteña que fue estrangulada por su esposo, el entonces teniente de Policía, Germán Cáceres, quien admitió haberla matado.

María Belén Bernal fue asesinada en un recinto policial por su esposo, un teniente de Policía. (REUTERS/Karen Toro)
María Belén Bernal fue asesinada en un recinto policial por su esposo, un teniente de Policía. (REUTERS/Karen Toro)

El caso de María Belén Bernal no solo conmocionó a la sociedad ecuatoriana sino que generó diversos cuestionamientos sobre las actuaciones de los aspirantes y oficiales de la Policía. En varios pronunciamientos públicos, la madre de María Belén Bernal, Elizabeth Otavalo, señaló que en la entidad policial existe un “espíritu de cuerpo” que permite encubrir este tipo de casos. Desde la Policía y el gobierno se ha negado esta versión.

María Belén Bernal ingresó a la Escuela de Policía durante la madrugada del 11 de septiembre de 2022. Fue a ver a Cáceres, que se había emborrachado horas antes en un acto social con otros cadetes de Policía. El entonces teniente autorizó que Bernal ingresara al recinto y la llevó al edificio de habitaciones de oficiales. Allí hubo una discusión y fue en medio de esta cuando Cáceres asesinó a su esposa, según su propia versión.

En la habitación contigua a donde se cometía el crimen, una cadete señalada por tener un amorío con Cáceres lo esperaba. Según ha señalado la aspirante, que estuvo presa por investigaciones y luego fue liberada, ella se quedó dormida y no escuchó los pedidos de auxilio de Bernal.

Germán Cáceres y María Belén Bernal llevaban casados cinco años cuando él le aplicó una llave que terminó con su vida.
Germán Cáceres y María Belén Bernal llevaban casados cinco años cuando él le aplicó una llave que terminó con su vida.

Una grabación de audio encontrada en el teléfono móvil de María Belén Bernal reveló que la mujer pidió auxilio al menos diez ocasiones. En medio de la discusión con Cáceres, Bernal empezó a grabar la pelea.

Según se registró en el audio, Bernal había identificado una marca de tipo sexual ubicada a la altura del hombro de Cáceres. El entonces teniente le dijo a su esposa que había tenido relaciones sexuales con otra mujer y que le había “visto la cara”, es decir que la había engañado, por cinco años. Ambos contrajeron nupcias en 2017.

Luego, Cáceres empezó a agredir a Bernal hasta aplicarle una llave con la que la estranguló. Cáceres que espera la decisión del tribunal sobre su sentencia dijo que buscaba controlar a Bernal y no asesinarla. El caso se resuelve en el Complejo Judicial de Quito. La fecha para conocer la sentencia se aplazó para el 25 de mayo, esto porque la defensa de Cáceres faltó a la audiencia en días anteriores.