Fiscal peruano sostiene que cuñado de Pedro Castillo recibió dinero ilícito

David Paredes, cuñado de Pedro Castillo. | Foto: Epicentro TV

 

El fiscal peruano José García defendió este miércoles la denuncia contra uno de los hermanos de la esposa del expresidente Pedro Castillo, David Paredes, sobre la presunta recepción de dinero ilícito, al sustentar el pedido para que la ex primera dama Lilia Paredes y otros investigados sean detenidos preventivamente.

Durante la audiencia de variación de comparecencia simple a prisión preventiva contra Lilia Paredes y otros investigados por el delito de organización criminal, el fiscal expuso los elementos de convicción contra David Paredes, entre los que figuran las reuniones con el empresario Hugo Espino, un colaborador del Ministerio Público en este caso.

García citó también el peligro de fuga y la obstaculización de la justicia, debido a que la esposa e hijos del expresidente han recibido asilo político en México y permanecen en ese país desde diciembre del año pasado.

“El peligro se hace latente por el ofrecimiento de asilo y la efectiva ausencia de Lilia Paredes para responder a la justicia”, afirmó el representante del Ministerio Público ante la sala presidida por el juez Raúl Justiniano.

En ese sentido, sostuvo que debe variarse la comparecencia por 28 meses de prisión preventiva para todos los implicados porque “sería la medida más adecuada para conjurar un peligro latente” de fuga.

A su turno, el abogado de Paredes respondió que para cambiar el estado de los denunciados a detenidos tiene que haber un elemento nuevo en la acusación, lo cual descartó, y además aseguró que sus defendidos han acudido a todas las audiencias requeridas.

Igualmente, sostuvo que David Paredes tiene cómo justificar el ingreso de 90.000 soles (24.400 dólares) en sus cuentas porque proceden de la venta de un terreno a su hermana Lilia.

En la anterior audiencia, el fiscal dijo que se atribuye a la ex primera dama ser “coordinadora de una presunta red criminal en el Ejecutivo” que presidió su esposo entre julio de 2021 y diciembre de 2022, cuando fue destituido por el Congreso tras intentar dar un golpe de Estado.

La defensa de Paredes rechazó esos argumentos y señaló que la “prognosis es un tema a futuro, es una hipótesis” y “para la defensa no se va a poder condenar” a su patrocinada “porque no existen elementos ni graves ni fundados”.

Tras escuchar los argumentos de las partes, el juez Raúl Justiniano, titular del Octavo Juzgado de Investigación Preparatoria, señaló que la vista del caso continuará el próximo 5 de junio a las 15.00 horas (20.00 GMT).

El juez rechazó en marzo pasado un primer pedido de imponer 36 meses de prisión preventiva a Paredes tras declarar “fundada la nulidad” de la solicitud fiscal, que fue presentada por los abogados de la ex primera dama y sus hermanos Walter y David, investigados por presunta colusión y organización criminal.

La esposa de Castillo y sus hermanos son investigados por la presunta organización criminal que, según la denuncia, dirigió el ahora exgobernante para obtener sobornos y entregar obras públicas a empresarios amigos, así como designar a sus allegados en puestos públicos a cambio de dinero y favores políticos.

El pasado 7 de diciembre, tras intentar dar un golpe de Estado, Castillo emprendió camino hacia la Embajada de México con su esposa y sus hijos menores de edad, pero fue detenido, aunque sus familiares sí lograron llegar a la representación diplomática y luego recibieron asilo del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Castillo permanece desde entonces en prisión preventiva mientras es investigado por rebelión y conspiración, así como por los casos de presunta corrupción al interior de su Gobierno. /EFE