Escándalo en colegio de Madrid: tres adolescentes víctimas de agresión sexual por compañero de 13 años

El IES Antonio Gala de Móstoles.GOOGLE MAPS

 

 

 





 

La Policía española investiga las denuncias interpuestas por las familias de tres adolescentes de 14 años de un centro educativo en Madrid, quienes supuestamente fueron agredidas sexualmente por un mismo alumno de 13 años en el interior del instituto.

Las denuncias de los familiares de las alumnas del instituto Antonio Gala de Móstoles (sur de Madrid) se encuentran ahora en poder de la Fiscalía de Menores, que estudiará el caso, aunque las fuentes policiales ya señalaron que el presunto agresor, al ser menor de 14 años, es inimputable en España.

La Ley del Menor española impide que se pueda procesar penalmente al presunto agresor, por tener menos de 14 años, por lo que las únicas medidas que se podrían aplicar serían de carácter socio-educativo.

El joven ya ha sido “apartado del centro educativo” y se le ha abierto “un expediente disciplinario”.

Los hechos ocurrieron entre el 5 y el 16 de junio, cuando, según explicó a EFE la madre de una de las menores agredidas, el joven presuntamente agredió, “por separado y en días sucesivos”, a las tres menores en el interior del centro.

Según el relato de esta madre, su hija asegura que sufrió la agresión el 13 de junio, en uno de los baños del centro, pero en un primer momento “no se atrevió a denunciar por miedo” al chico, que “la venía acosando” desde el inicio del curso.

AGRESIONES DENTRO DEL CENTRO

En la denuncia, a la que tuvo acceso EFE, la adolescente afirma que el alumno la persiguió hasta uno de los baños, entró detrás de ella y le preguntó “si alguna vez lo había hecho” (el acto sexual), ofreciéndose a la menor para “enseñarle”, algo que ella rechazó.

Según la madre, la chica reiteró su negativa a mantener relaciones sexuales pero aún así el agresor abusó de ella y la amenazó para que no contara lo que había pasado.

No fue hasta el 16 de junio cuando, tras volver a encontrarse con el agresor, la niña tuvo “un ataque de ansiedad”, por lo que una de las profesoras la llevó al despacho del Jefe de Estudios del centro, donde acabó contando que había sufrido una agresión sexual por parte del alumno.

Tras conocerse este primer caso, otras dos adolescentes de 14 años también reconocieron haber sufrido un ataque por parte del mismo chico durante los días anteriores, por lo que el instituto procedió a comunicarse con las tres familias, que avisaron a las autoridades.

Junto a agentes de seguridad, las menores se desplazaron a un hospital local para que les realizaran un reconocimiento médico y elaborar un parte de lesiones. A las familias además se les derivó a Asuntos Sociales para brindarles apoyo psicológico.

EFE