“Renaceré de las cenizas”: paciente oncológico relata su experiencia tras padecer cáncer de mama (Video)

Marisol Manzano junto a otras pacientes de SenosAyuda. Foto La Patilla.com

 

 

 

Marisol Manzano, una paciente oncológica de 63 años, compartió su experiencia con SenosAyuda en una entrevista a nuestro equipo de lapatilla.com. Marisol fue diagnosticada con cáncer de mama en noviembre del año pasado y describió su proceso como “sumamente rápido”.

Por Analid Rojas y Ana Guaita Barreto / lapatilla.com

Marisol llegó a SenosAyuda gracias a una amiga que la puso en contacto con el doctor. Desde su primera consulta, Marisol experimentó un apoyo inmediato y reconfortante. Describió su experiencia como una “historia bonita, rápida y agradable”, destacando la gente hermosa que trabaja en SenosAyuda. Según Marisol, no solo te enseñan el camino, sino que también te acompañan en cada paso, “riendo y llorando contigo”. Marisol elogió a los médicos de SenosAyuda, agradeciendo su apoyo y destacando su profesionalismo.

La paciente expresó su profundo agradecimiento hacia todas las personas que la acompañaron durante su proceso. Según Marisol, el acompañamiento es fundamental en este tipo de situaciones, ya que hace que todo sea más fácil. Destacó que SenosAyuda y los médicos brindan orientación, tranquilidad y paz, lo que ayuda a mantener una actitud positiva frente a la enfermedad. Marisol enfatizó la importancia de fortalecerse espiritual, mental y físicamente, y señaló que SenosAyuda ofrece apoyo en todos estos aspectos.

 

 

Aunque Marisol aún no ha terminado su proceso de tratamiento, se imagina renaciendo como el ave fénix una vez que lo haya superado. Durante su experiencia, Marisol contó con el apoyo de un grupo de amigos, familiares y seres queridos.

Historia tras el diagnóstico

Marisol fue diagnosticada con cáncer de mama en noviembre de 2022 y mencionó que no fue sorprendida por el resultado positivo de la biopsia, ya que había notado un ganglio inflamado en los resultados de la mamografía y el eco mamario. A pesar de los desafíos, Marisol se considera una mujer fuerte y cree que esta experiencia la ha fortalecido aún más.

La historia de Marisol Manzano es un testimonio inspirador de cómo el apoyo emocional, espiritual y económico, junto con una actitud positiva, pueden marcar la diferencia en el proceso de enfrentar el cáncer de mama. SenosAyuda y sus profesionales continúan brindando apoyo a pacientes como Marisol, ayudándoles a enfrentar la enfermedad y renacer con esperanza y fortaleza.

Ser paciente de cáncer en Venezuela

Marisol Manzano, paciente oncológico de SenosAyuda, compartió su experiencia y las dificultades a las que se enfrentó durante su tratamiento en Venezuela. En la entrevista, Manzano destacó la importancia de adaptarse a cambios en su estilo de vida y alimentación, así como superar las dificultades económicas.

“El cambio es muy fuerte porque tienes que cambiar hasta tu manera de pensar, tienes que estar más tranquila, sin estrés, manejar las situaciones de otra manera, tienes que estar más centrada en lo que tienes y trabajar todo en función de ti, en los cambios alimenticios. Yo soy fumadora, entonces tuve que dejar el cigarro también. Soy arepera 100%, pero he tenido que dejar todos esos hábitos alimenticios y empezar a comer de otra manera más cuidadosa, más sano, dejar la harina”, expresó Manzano.

En cuanto a las dificultades a las que se enfrentó como paciente oncológico en Venezuela, Manzano mencionó la falta de recursos económicos y la falta de apoyo. Sin embargo, agradeció el apoyo brindado por SenosAyuda, una organización que se dedica a ayudar a mujeres de bajos recursos con cáncer de mama.

 

Photo: Examen ONU Venezuela

 

“Mi proceso se hizo rápido porque estaba de la mano de SenosAyuda porque soy una mujer de bajos recursos y no tengo dinero para la enfermedad. Me agarró desprevenida: eso es lo más difícil. Saber que tú no tienes dinero, que eres una persona que no estás produciendo nada, esto se me empató con la pandemia, la edad que yo tengo… menos mal que mis hijos están afuera y me ayudan”, explicó Manzano.

Fe y esperanza

Además, Manzano destacó la importancia de la fe y la esperanza durante el proceso de tratamiento. “La fe que es muy importante, porque creer en Dios, tener fe y tener esperanza te ayuda mucho, hay que ser positivo, hay que estar todo el tiempo con buena energía“, afirmó.

La paciente también resaltó el apoyo brindado por SenosAyuda, mencionando que recibió atención médica, apoyo emocional y herramientas para enfrentar la enfermedad. “Senos Ayuda te da el apoyo en todo. El mastólogo, el oncólogo, el radiólogo. Me van a mandar para fisioterapia. SenosAyuda te da todo, aparte de que te dan cariño, ellas están contigo en todo el proceso”, expresó Manzano.

Concluyendo su testimonio, Manzano compartió un mensaje de concientización y llamó a las mujeres y a las familias a estar alertas y realizar chequeos médicos regulares. “Como paciente oncológico, mi mensaje va hacia la mujer: estén alertas, que se hagan su chequeo. Tenemos que querer un poquito más nuestro cuerpo. El llamado es a toda la familia: tenemos que estar pendientes de nuestros chequeos, nuestros controles, nuestros hijos, nuestros abuelos, nuestras esposas, nuestros esposos”, concluyó Manzano.

La historia de Marisol Manzano refleja las dificultades a las que se enfrentan los pacientes oncológicos en Venezuela, pero también destaca la importancia del apoyo y la perseverancia para superar los desafíos que implica esta enfermedad.