Lo bueno, lo malo y lo feo del juego entre La Vinotinto y Ecuador (IMÁGENES)

Captura

 

 

 





 

Mucho optimismo y alegría fue lo que se vivió horas previas al encuentro entre las selecciones de Venezuela y Ecuador correspondiente a la jornada 5 de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Fútbol 2026.

Por: Corresponsalía lapatilla.com

Fanáticos de todas partes de Venezuela llegaron a Maturín por vía aérea y terrestre en grupos de amigos o en familia de forma particular o por paquetes de viaje que adquirieron con mucha anticipación.

Hoteles y posadas estuvieron copados, lo que para el turismo en Monagas es muy positivo cada que vez que ocurre un evento deportivo donde juega La Vinotinto. Lugares emblemáticos como la Catedral de Maturín y el parque zoológico La Guaricha son los más visitados por los turistas y así llevarse su foto de recuerdo.

Para quienes residen en Maturín también resulta beneficioso cuando juega la selección nacional, ya que justo el día del partido, tal como ocurrió en los dos anteriores, los servicios básicos como la electricidad funcionan sin ningún problema, lo que algunos califican como un día “anormal”, pues es costumbre las continuas fallas eléctricas.

 

 

 

Pero no solo es la electricidad, sino el combustible que “misteriosamente” aparece, disminuyendo considerablemente las largas y habituales colas que hasta en las estaciones de servicio dolarizadas se ha hecho común ver.

Alcides Figuera, ciudadano entrevistado, opinó solo estos días de “fiebre Vinotinto” es que los servicios funcionan como deberían. “El propio día del juego es una cosa increíble, porque no ocurre ni un bajón de luz, pero pasa el partido y vuelve la fiesta de apagones. Por ejemplo, el primer juego que fue un martes, al siguiente día la luz se fue como seis veces, se restablecía y en menos de media se volvía a ir”, expresó Figuera.

Lo malo

Aunque parezca insólito, al llegar al estadio, las señales de datos de las operadoras telefónicas dejan de funcionar, impidiendo el envío de mensajes al momento por aplicaciones como WhatsApp o Telegram. Esta situación afectó la labor de los periodistas deportivos que necesitaban enviar a sus salas de redacción el minuto a minuto del juego.

El comportamiento de algunos hinchas también dejó mucho que desear. Tal fue el caso de la barra que se apostó en la zona norte del recinto deportivo que, minutos antes de que comenzara el partido, arrojaron rollos de papel sanitario al campo de juego donde estaba el arco del equipo contrario.

A pesar de los constantes llamados de atención que el conocido artista “Coquito” hacía por los altavoces para que no continuaran arrojando objetos al campo, la situación persistía, lo que era reclamado por el arquero de Ecuador y sus compañeros.

Lo feo

Por redes sociales llovieron duras críticas a la organización del evento, responsabilizando a la empresa de seguridad por la caótica situación que se presentó desde horas antes del juego. A diferencia de los dos encuentros anteriores, ciudadanos calificaron como “un desastre” la seguridad prestada.

Muchos fanáticos no pudieron ingresar al recinto aun teniendo sus entradas en mano, ya que el personal de seguridad alegaba que las gradas y tribunas estaban completamente ocupadas. Sin embargo, un bloque ubicado en la zona sur se encontraba vacío, porque estaba dispuesto para los hinchas de la selección ecuatoriana, pero al no acudir, los accesos a esta sección fueron abiertos y las personas corrieron para asegurar un asiento.

 

 

 

 

En la parte externa, el equipo de lapatilla.com capturó en video el momento en que las personas rompen uno de los anillos de seguridad y unos metros antes, tumban una cerca de ciclón para correr hasta una de las entradas sin pasar por el chequeo corporal correspondiente.

Una vez iniciado el partido, los portones de las diferentes secciones fueron cerrados, quedando un numeroso grupo de fanáticos en los pasillos que golpeaban las puertas para intentar entrar. “Fue un desastre total, Dios es tan grande que no permitió una desgracia, porque hubiese sido una tragedia monumental”, comentó Alfredo Andrade, asistente al evento.

Vale destacar que esta empresa de seguridad fue cambiada por la Federación Venezolana de Fútbol ante presuntos hechos irregulares que se presentaron en los partidos contra Paraguay y Chile con la anterior compañía de la que solo se tiene conocimiento que se llamaba “Moto Ratón”. No obstante, para ambos encuentros, los ciudadanos destacaron la organización que, junto a los diferentes cuerpos de seguridad del Estado, se brindó al público asistente.

 

 

 

 

En videos que se han hecho virales en redes sociales, se puede observar multitudes ingresando al coso deportivo, lo que significó un gran riesgo de que ocurriera una estampida. Asimismo, las peleas estuvieron a la orden del día sin que los efectivos se seguridad hicieran algo al respecto.