La temible predicción sobre las olas de calor que podrían terminar con gran parte de la humanidad

La ola de calor que agobia a gran parte de Brasil desde hace varios días continúa con temperaturas sofocantes en ciudades como Río de Janeiro, donde la sensación térmica alcanzó un récord de 58,5 grados.

 

El cambio climático sigue teniendo efectos cada vez peores sobre la salud y la mortalidad en todo el mundo, según un exhaustivo informe publicado el martes por un equipo internacional de 114 investigadores.

Por Infobae





Una de las conclusiones más crudas es que las muertes relacionadas con el calor de personas mayores de 65 años han aumentado un 85% desde la década de 1990, según un modelo que incorpora tanto el cambio de temperaturas como el demográfico. Las personas de este grupo de edad, junto con los bebés, son especialmente vulnerables a riesgos para la salud como los golpes de calor. Con el aumento de las temperaturas, las personas mayores y los bebés están expuestos al doble de días de olas de calor al año que entre 1986 y 2005.

El informe, publicado en la revista médica The Lancet, también hace un seguimiento de la pérdida estimada de ingresos y la inseguridad alimentaria. A escala mundial, la exposición al calor extremo y las consiguientes pérdidas de productividad o incapacidad laboral pueden haber provocado pérdidas de ingresos de hasta 863.000 millones de dólares en 2022. Y, en 2021, se estima que 127 millones de personas más experimentaron inseguridad alimentaria moderada o grave vinculada a las olas de calor y las sequías, en comparación con 1981-2010.

“Hemos perdido años muy valiosos de acción climática y eso ha tenido un enorme coste sanitario”, dijo Marina Romanello, investigadora del University College de Londres y directora ejecutiva del informe, conocido como The Lancet Countdown. “La pérdida de vidas, el impacto que experimentan las personas, es irreversible”.

Leer más Infobae