Incertidumbre en sede de Polimonagas ante posible traslado de detenidos

Incertidumbre en sede de Polimonagas ante posible traslado de detenidos

 

 

 





Un gran despliegue de seguridad se realizó desde tempranas horas de este viernes en el comando de la Policía del estado Monagas, en el que participan organismos como el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (Conas), la Guardia Nacional y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Corresponsalía lapatilla.com

De acuerdo a información obtenida por los familiares de los detenidos, el operativo se lleva a cabo para una supuesta requisa en los calabozos del centro de detención preventiva. Sin embargo, otros parientes señalaron que se trata de la operación que el régimen denomina “Gran Cacique Guaicaipuro”.

En este sentido, se pudo conocer que el objetivo es llevar a los detenidos con condena firme a otros centros de reclusión, mientras que a quienes no han sido enjuiciados, serían llevados hasta el Centro de Formación del Hombre Nuevo “Nelson Mandela”, anexo a la cárcel de La Pica. No obstante, ninguna autoridad del referido cuerpo policial ha emitido pronunciamiento alguno.

Mientras tanto, los parientes de los privados de libertad manifestaron desconocer lo que pasará con sus seres queridos, por lo que exigen el pronunciamiento de las autoridades.

“Nadie nos han informado nada de lo que está pasando allá adentro, lo que a duras penas nos dijeron es que van a trasladarlos, pero no a dónde. Uno comprende que lo están haciendo para mejorar la situación de hacinamiento que tienen dentro de esos calabozos, pero lo que se pide es que informen a los familiares a qué lugar los van a llevar”, contó el pariente de un preso que para evitar represalias, pidió no ser identificado.

Por su parte, Inés Herrera, quien manifestó que pese a estar enferma de una pierna, debe hacer el sacrificio de llevarle alimentos a su hijo, pero ante la falta de información, le preocupa que lo mande a un centro penitenciario fuera de Monagas, ya que no tendría los recursos para visitarlo.

“Uno se angustia al no saber qué es lo que está pasando allá adentro y que no informen para dónde lo van mandar y si es lejísimo, cómo voy a hacer para llevarle la comida, y así como yo, estamos muchas madres”, expresó Herrera.