La polémica en torno al reality show de “El juego del calamar”

Los participantes de “El juego del calamar: el reto” se seleccionaron tras una convocatoria global. (Créditos: Netflix)

 

El programa inspirado en la serie surcoreana fue acusado de condiciones inseguras durante su rodaje en el Reino Unido. ¿Su creación contradice el mensaje de la producción original?

Son 456 participantes los seleccionados para llevar a la vida real las tensas competencias de El juego del calamar (Squid Game), la serie surcoreana creada por Hwang Dong Hyuk que se convirtió en un fenómeno de Netflix en 2021. La plataforma de entretenimiento no solo renovó la ficción para una segunda temporada; sino que decidió trasladar ese universo a un formato de reality show. Los primeros cinco episodios de El juego del calamar: el desafío (Squid Game: The Challenge) se estrenaron el 22 de noviembre y mientras el público juzga qué tan pertinente fue la propuesta, algunos concursantes han denunciado condiciones peligrosas durante el rodaje.





Por Infobae

Según reportes de prensa británica, dos jugadores han amenazado con acciones legales contra Netflix y los productores del show. Sus representantes, la firma Express Solicitors, aseguran que estas personas sufrieron hipotermia durante la grabación de las pruebas, en especial en el juego “Luz roja, luz verde”. Si bien en cámara se indica que el tiempo que tienen para cruzar la línea de llegada es de solo cinco minutos; en realidad esa secuencia se grabó por alrededor de siete horas. Ese dato fue confirmado por otro concursante en una entrevista para la BBC, y el tiempo se extendía porque (en adición a un sistema de rastreo) los jueces tenían que revisar el metraje filmado para comprobar si alguien se había movido.

El argumento de la firma legal es que sus representados no tenían conocimiento de que las condiciones climáticas los pondrían en condición de requerir atención médica. El juego del calamar: el desafío fue grabado en Cardington Studios, una antigua base de la Fuerza Aérea Real en Bedford. Durante la época de producción del reality, una ola de frío afectó la zona. Esa variable hizo físicamente desafiante el permanecer inerte y sin mayor abrigo que las casacas deportivas que forman parte del uniforme del show.

 

En enero, la producción confirmó que tres personas habían recibido tratamiento médico por “afecciones leves” y negaron en ese entonces que hubiese ocurrido algún accidente grave. Contrario a las denuncias, voceros de Netflix aseguraron a BBC que las medidas de seguridad implementadas fueron adecuadas. En ese contexto, hubo una inspección del Departamento de Salud y Seguridad Británico (HSE); sin embargo, este concluyó con recomendaciones para prevenir riesgos y no hubo mayores observaciones en contra.
Otra polémica respecto al reality parte de su concepto. Se ha criticado que contradiga el mensaje anticapitalista de la serie original, y que glorifique los elementos de competencia extrema y deshumanización que la ficción exponía. Aunque aquí no hay pérdidas humanas, sí se pone a prueba la ambición y lealtad de los participantes que disputan el premio de US$ 4,56 millones.

Leer más en Infobae