Criminales usan la IA para extorsionar a familias de migrantes perdidos en la frontera sur de EEUU

Un activista dijo que mientras siga incrementado el flujo migratorio, aumentaran los reportes de personas desaparecidas y por ende las estafas. Crédito: John Moore | Getty Images

 

Grupos de criminales están utilizando la inteligencia artificial (IA) para manipular imágenes y despojar de grandes cantidades de dinero a familias que buscan desesperadamente a migrantes indocumentados que se perdieron en la frontera entre México y Estados Unidos.

Por El Diario NY 

La familia de Norma Ramos ha dado por desaparecido a su hermano desde hace dos meses, cuando el migrante buscó ingresar a Estados Unidos de manera irregular en busca de trabajo.

Lo último que supieron de él sus familiares fue que el mexicano de 30 años había sido “dejado” en el desierto, probablemente en Arizona.

La familia se puso en contacto con el consulado de México y con la Patrulla Fronteriza, pero estas entidades no han encontrado nada sobre él, ni siquiera registros de que fuera detenido.

En su desesperación, los familiares recurrieron a las redes sociales, donde encontraron una página web en la que supuestamente les ayudarían.

Ramos les envió información de su hermano y varias fotos, y de inmediato comenzó a recibir mensajes.

“Entre todos recibí el mensaje de una mujer de nombre Lorena asegurando que ella apenas había estado hablando con mi hermano. Me dio un número de teléfono y (me dijo) que me comunicara a ese número y que ellos me darían más información”, relató a EFE Ramos en una conversación telefónica desde México.

Al llamar, la persona al otro lado de la línea le dijo que “efectivamente ellos tenían” a su hermano, y que debía pagar $10,000 dólares por su liberación.

La mujer comenzó a recibir mensajes con fotos aparentemente de su hermano pidiendo ayuda, pero con apoyo de expertos descubrió que las imágenes eran falsas, al igual que el video que le enviaron. Una de las fotos que ella proporcionó había sido utilizada para generar las imágenes.

Lea más en El Diario NY